Cuatro líderes campesinos fueron asesinados este fin de semana

Cuatro líderes campesinos fueron asesinados este fin de semana

20 de noviembre del 2016

Cinco atentados a líderes sociales fueron registrados en menos de 48 horas, dejando cuatro muertos. Los dos primeros se encontraban en San Vicente del Caguán, Caquetá. Uno más recibió un disparo de un encapuchado en la mitad de su frente delante de sus familiares en La Macarena, Meta. En Nariño, un hombre sobrevivió a seis disparos y otro más fue asesinado tras recibir 12 impactos de bala.

Lea también: Casi muero en un atentado de las Farc, pese a todo apoyo el Sí

El primer caso se registró este viernes 18 de noviembre en San Vicente del Caguán. Erley Monroy, líder campesino perteneciente a la Asociación Campesina Losada-Guayabero (Ascal-G) fue encontrado debatiéndose entre la vida y la muerte en la vereda Siberia. Al ser llevado al centro hospitalario más cercano, murió. Monroy era un líder que luchaba contra la extracción de petroleo bajo la técnica del fraking en la región de La Macarena en el Meta.

Además: “Extrañamente no me ha salido trabajo desde que estoy en el sindicato”

Hugo Cuéllar también fue atacado en el Caguán. Era un líder comunitario, miembro también de Ascal-G y presidente de la Junta de Acción Comunal de la Vereda la Victoria de La Macarena. Recibió cinco disparos por cuenta de dos sicarios que lo interceptaron luego de que regresara del entierro de Monroy.

La Macarena fue precisamente el epicentro del tercer atentado. Allí murió Didier Losada, presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda El Platanillo, al recibir un disparo en la frente mientras su familia observaba lo sucedido.

Los dos últimos ataque se efectuaron en Nariño. Uno de ellos fue entre La Unión y Leiva. Danilo Bolaños Díaz fue atacado tras salir del Cabildo Abierto por la Paz, organizado por la Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesina (ANZORC). Dos sicarios le dispararon en seis oportunidades sin dar en el blanco. Bolaños salió ileso del ataque.

El último en ser asesinado fue Rodrigo Cabrera Cabrera, miembro de la Marcha Patriótica. Los hechos se dieron en el corregimiento Altamira de la vereda San Antonio, en Nariño.

No se sabe si todos estos hechos tienen relación entre sí, lo que sí causa preocupación es que los tres primeros eran líderes de La Macarena, Meta. Compañeros de estas tres personas asesinadas aseguran que tienen miedo de ser perseguidos por los mismos hombres que fueron tras Monroy, Cuéllar y Losada.

La Ascal-G habló con El Espectador. Su presidente, Carlos Vargas Serna culpó al alcalde de San Vicente del Caguán por la muerte de los líderes sociales: “Nosotros le echamos la culpa al alcalde Humberto Sánchez, quien en varias ocasiones ha dicho que tienen que acabar con Ascal-G”.

Por su parte, Juan Fernando Cristo, Ministro de Interior, aseguró en su cuenta de Twitter que el presidente Juan Manuel Santos realizará una reunión urgente para tratar el asunto y evitar más muertes: