Presidente de Cuba entre odios y amores de líderes mundiales

20 de abril del 2018

Es la primera vez en 60 años que el apellido del presiente cubano no es Castro.

Presidente de Cuba entre odios y amores de líderes mundiales

Cuba ha sido siempre un tema político pero fascinante, sobre todo por ser un fenómeno en su sistema económico, político y social que a pesar de todo se ha mantenido por 60 años en el país. Cuando murió Fidel Castro, el líder principal, todos creyeron que ese era el final de la hegemonía de los Castro en el poder, pero no. Luego siguió Raúl, su hermano menor, que por 12 años lideró el gobierno y aunque hubo muchos cambios y flexibilizaciones a la línea dura del comunismo puro, igual sigue habiendo muchísimas prohibiciones y limitaciones económicas, libertades restringidas o inexistentes y hasta represiones.

Líderes mundiales, figuras políticas y organizaciones de varios países felicitaron al presidente Miguel Díaz-Canel, como presidente de Cuba. Pero también tuvo sus críticos y detractores de siempre.

Uno de los primeros mandatarios en felicitar la nueva Presidencia de Cuba fue Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, “por el desarrollo impecable, democrático y participativo de designación de sus autoridades legislativas y ejecutivas”.

En un comunicado de la Cancillería venezolana, el jefe de Estado reafirmó que “el presidente Díaz-Canel y Cuba cuentan con el apoyo irrestricto del presidente Maduro y de la Revolución bolivariana, para enfrentar los desafíos y batallas por la justicia social y el desarrollo humano en este convulso mundo, en los meses y años por venir”.

“El país seguirá avanzando hacia las metas formuladas por la Revolución cubana y alcanzará nuevos logros en el desarrollo económico y social”, Vladimir Putin

Maduro dijo que la “revolución bolivariana y la revolución cubana continuarán hermanadas por el legado emancipador de Martí y Bolívar, y la alianza indisoluble sellada con el histórico abrazo entre Hugo Chávez y Fidel Castro”. En su cuenta de Twitter dijo además que muy pronto visitará al “hermano Díaz- Canel para estrecharle las manos”.

Por su parte, Evo Morales, el presidente de Bolivia, también felicitó al presidente electo “que confirma la continuidad de la Revolución cubana, al hermano Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez, elegido democráticamente Presidente de Consejo de Estado por la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba. Es la garantía de la profundización del legado revolucionario del Comandante Fidel Castro, su hermano Raúl y pueblo cubano”.

También en su cuenta en Twitter, Morales reconoció la labor de Raúl y destacó su aporte a la Revolución antiimperialista que empezó Fidel en 1953.

Otro de los que se manifestaron a favor fue el presidente de China, Xi Jinping, que reafirmó la amistad entre su pueblo y el cubano, y expresó el deseo de profundizar los lazos con la nueva dirección de Cuba. El dirigente de la segunda potencia del mundo también se comprometió a “mantener una estrecha comunicación con él en favor de elevar a un nivel superior los lazos binacionales”.

El presidente ruso, Vladímir Putin, se unió a los mensajes de felicitación a Miguel Díaz-Canel y confirmó la disposición de Moscú de seguir apoyando el desarrollo económico y social de la isla, informó el servicio de prensa del Kremlin. Además, tuvo una conversación telefónica con Raúl Castro y con el nuevo presidente Díaz-Canel.

Putin afirmó que bajo el mando de Díaz-Canel, “el país seguirá avanzando hacia las metas formuladas por la Revolución cubana y alcanzará nuevos logros en el desarrollo económico y social”. El líder ruso subrayó que “su país aprecia altamente las relaciones con Cuba, que se basan en fuertes lazos de amistad y respeto mutuo”.

También a través de la red social Twitter, los presidentes de México y Panamá felicitaron a Díaz-Canel por su elección como nuevo Jefe de Estado cubano.

“México felicita a Miguel Díaz-Canel por su elección como Presidente del Consejo de Estado y de Ministros de Cuba 2018-2023”, publicó Enrique Peña Nieto. Mientras el mandatario panameño, Juan Carlos Varela escribió: “Nuestras felicitaciones a Miguel Díaz-Canel, quien hoy asume su mandato como Presidente de Cuba. Seguiremos estrechando los lazos de amistad entre Cuba y Panamá”.

El Gobierno de Ecuador saludó la designación del nuevo presidente y reiteró su interés de mantener excelentes relaciones con el país.

“Le deseamos los mejores éxitos en su gestión y reiteramos la voluntad del Ecuador de continuar manteniendo las excelentes relacionales bilaterales que caracterizan a nuestros pueblos”, escribió la canciller María Fernanda Espinosa en su cuenta de Twitter.

Por su parte, el exmandatario ecuatoriano, Rafael Correa envió un abrazo a quién calificó como “gran amigo de Ecuador y de la Revolución Ciudadana, Miguel Díaz-Canel, flamante presidente de nuestra heroica Cuba”.

Los críticos del Gobierno de Cuba

Por otro lado, el relevo del poder en Cuba no fue aplaudido por muchos. Esa transición histórica, que deja el poder a Díaz-Canel es vista como “ilegítima según denunció el secretario general de la OEA, Luis Almagro, que dio que el Gobierno de La Habana no es más que una dictadura.

“El triunfo de la dictadura sobre la libertad no se llama revolución. La sucesión presidencial de la que hemos sido testigos en Cuba es un intento de perpetuación de un régimen autocrático dinástico-familiar. Se llama dictadura”, dijo Almagro en un comunicado de la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA).

En el texto del comunicado que fue titulado “Cuba: Una transición ilegítima”, Almagro señala que la elección de Díaz-Canel por parte de la Asamblea Nacional “se da sin la libre expresión del pueblo cubano (…) y que cuando se desconoce la soberanía del pueblo, se deslegitima el único fundamento de la autoridad de los gobernantes”.

El secretario general de la OEA dijo que la asunción de Díaz-Canel “significa décadas de falta de democracia y vulneración de los derechos humanos y las libertades fundamentales. En 2018, un régimen que encarcela y calla a los opositores y disidentes, que elimino la libertad de expresión, que acumula décadas de ejecuciones selectivas por razones políticas, no puede ser asimilado como un sistema cuya práctica política es aceptable en el Hemisferio. Las acciones del régimen han sido extremadamente negativas para la estabilidad y la seguridad regional, así como han costado mucha sangre, polarización y división entre los países. El caso de Venezuela es paradigmático de las ambiciones geopolíticas del régimen cubano”.

A Almagro le fue prohibida la entrada a Cuba el año pasado, adonde iba a recibir el premio de la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia.

El periodista Jorge Ramos también se manifestó en contra y alega que esto es más de lo mismo, y publicó en su cuenta de Twitter.

Estados Unidos, por otro lado, se mostró en contra de la escogencia, aunque el presidente Donald Trump no ha dicho nada oficial al respecto. “Nosotros amamos a Cuba. Nos estamos ocupando de Cuba “, dijo Trump en una visita a los Cayos de Florida.

Miguel H. Otero, también periodista y presidente del Diario El Nacional de Venezuela, criticó la forma de escogencia de las elecciones y se manifestó en Twitter.

Una fuente de la Casa Blanca dijo que “dudaba” de que Trump planeara felicitar a Díaz-Canel por su presidencia y que hay pocas posibilidades de que haya cambios en Cuba bajo el nuevo líder: “No se espera que cambie nuestra política de dirigir fondos hacia el pueblo cubano y alejarlos de los servicios militares, de seguridad y de inteligencia de Cuba”.

“Las posibilidades de una línea más dura (hacia Cuba) son ahora mayores que nunca”, dijo Peter Hakim, presidente emérito del centro de estudios Diálogo Interamericano, Peter Hakim.

“Tanto Mike Pompeo como Bolton han sido extremadamente críticos con Cuba, así que podríamos perfectamente ver una política estadounidense aún más hostil hacia Cuba en los próximos meses”, dijo el experto de la American University y autor de un libro sobre el proceso de deshielo William LeoGrande.

Marguerite Jiménez, encargada de Cuba en el centro de estudios independiente de la Oficina de Washington para Latinoamérica (WOLA), dijo que Bolton podría “llenar el Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, y eso abre la posibilidad de un mayor antagonismo”.

La política de Trump hacia Cuba responde a una promesa al final de su campaña electoral en 2016, respecto al gobierno de los hermanos Castro, al núcleo duro anticastrista en Florida, un estado clave.

“Estamos siendo muy duros con respecto a Cuba porque queremos que el pueblo tenga libertad. Tengo un gran apoyo del pueblo cubano acá”, afirmó Trump.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO