Cubanos participan en la reforma constitucional

20 de agosto del 2018

El matrimonio entre personas de un mismo sexo, la nueva estructura del Gobierno y la formas de propiedad se han convertido en los principales temas de discusión en Cuba a una semana de iniciado el debate ciudadano sobre el proyecto de reforma constitucional. “En el proyecto constitucional hay cosas que resultan muy novedosas para el […]

Reforma

El matrimonio entre personas de un mismo sexo, la nueva estructura del Gobierno y la formas de propiedad se han convertido en los principales temas de discusión en Cuba a una semana de iniciado el debate ciudadano sobre el proyecto de reforma constitucional.

“En el proyecto constitucional hay cosas que resultan muy novedosas para el pueblo, que no estaba acostumbrado a ellas, y por eso estas discusiones a nivel de barrio son buenas para que la gente pueda esclarecer sus dudas, que son muchas”, dijo a Sputnik el médico comunitario Rosendo García, quien participó de uno de los encuentros de discusión en la barriada capitalina de Miramar.

Uno de los temas más recurrentes en estas reuniones que se realizan en barrios, comunidades, centros de trabajo y estudio es la propuesta constitucional de reconocer el matrimonio entre dos personas del mismo sexo.

“Pienso que es una manera de respetar el derecho de cada ciudadano a elegir, pero sigo pensando cómo explicaremos a nuestros hijos que dos personas del mismo sexo se casen, y si adoptan hijos, cuál será la mamá y cuál el papá; nuestros hijos y nietos preguntarán y no sabremos cómo responder”, comentó a esta agencia una anciana que prefirió no dar su nombre.

Otro de los temas en el centro de los debates es la limitación en el tiempo a los mandatos presidenciales –según la propuesta constitucional de hasta dos períodos de cinco años cada uno-, otra de las nuevas experiencias que vivirán los cubanos a partir de 2019.

Acerca de esta propuesta, algunos ciudadanos han manifestado sus dudas, respecto a que, si el ciudadano que ocupe la presidencia del país y despliega un trabajo con resultados satisfactorios para la sociedad, se le impida ser reelegido pasados sus dos términos en el máximo cargo gubernamental.

También se ha discutido acerca del igualitarismo salarial y su no correspondencia con la preparación profesional.

En algunos casos, en Cuba un auxiliar de limpieza o un empleado de servicios pueden llegar a ganar más dinero que un ingeniero o un licenciado universitario.

Las formas de propiedad y los medios de producción también son temas a discusión, donde la gente busca que se les esclarezca hacia donde van dirigidas las propuestas constitucionales que, sin dudas, provocarán cambios sociales, aun cuando la nueva Constitución ratifica el carácter socialista de la isla.

En términos de salud pública, en algunos lugares la ciudadanía ha propuesto legalizar la eutanasia y, a pesar que el sistema de salud en Cuba es gratuito, se han emitido opiniones respecto a la posibilidad de cobrar servicios médicos que no son imprescindibles como las cirugías estéticas, y de esta forma, contribuir a financiar otros programas esenciales

Las nuevas estructuras de Gobierno a nivel de provincia y municipios –gobernaciones e intendencias– también llamaron la atención de los ciudadanos, que claman por maneras más efectivas de gestión gubernamental en la base y con una comunicación más directa y menos burocrática con el Gobierno nacional.

Las discusiones de la reforma constitucional cubana se mantendrán hasta el próximo 15 de noviembre, en que las propuestas del pueblo serán remitidas a la Asamblea Nacional del Poder Popular para su análisis, antes de someter el proyecto a referéndum.

Con información de Sputnik.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO