Según UNAL glifosato traería serios problemas para peces nativos

4 de mayo del 2019

Especies como el pez fantasma, el bocachico y la cachama blanca, se verían afectadas.

Según UNAL glifosato traería serios problemas para peces nativos

MinAgricultura

Estudios realizados por investigadores de la Universidad Nacional ha revelado que varias especies de peces nativos colombianos tendrían una seria afectación negativa por el herbicida conocido como glifosato, el mismo químico que se está volviendo a tener en cuenta para su aspersión aérea y erradicar cultivos de coca.

Jaime González, profesor de la Facultad de Medicina Veterinaria y de Zootecnia de la U.N., asegura que: “Nuestros trabajos en laboratorio se fundamentan en exponer a los animales a una concentración conocida del agente tóxico. Para esto utilizamos Roundup®, herbicida producido por la multinacional Monsanto. Aplicando las cantidades necesarias y suficientes pudimos establecer su efecto tóxico en los peces”.

Al parecer el contacto directo de esta sustancia con los peces provocaría efectos negativos en los sistemas nervioso y respiratorio de especies nativas como el yamú, el pez fantasma, el bocachico y la cachama blanca.

Por su lado el director del Grupo de Investigación en Toxicología Acuática y Ambiental, Jaime González, realizó una muestra de como el glifosato es peligroso para este ecosistema acuático.

“Para el primer proyecto tomamos ejemplares de las especies yamú y bocachico e hicimos la toxicología básica. Trabajamos controles sin glifosato en el agua y concentraciones de 10 y 30 ppm (partes por millón). En ambos casos hubo un 100 % de mortalidad. Con esos resultados determinamos que estas dos especies son bastante sensibles a la exposición al herbicida”, aseguró en medio de una presentación.

En el caso de el pez fantasma que se comunica generando ondas eléctricas para alertarse en una situación de riesgo, se realizaron pruebas aparte para estudiar los efectos del herbicida.

“A diferencia del bocachico y el yamú, esta especie fue mucho más resistente; se necesitó una concentración de 90 ppm para que mostrara signos. Los síntomas de este pez también fueron la alteración del sistema nervioso y la dificultad respiratoria. Notamos que la coloración de la sangre cambiaba drásticamente; con la concentración de 90 ppm de glifosato la sangre es muy oscura, indicador de que no se está oxigenando”, comentó el profesor González.

La fumigación con glifosato ha sido debatida en Colombia, sin embargo la Corte Constitucional en tres sentencias ha evidenciado posibles afectaciones a la salud y al medio ambiente con el uso del herbicida, por ende prohibió su uso en aspersiones aéreas como método del Gobierno para luchar contra los cultivos de coca.

Sin embargo, en el mandato de Iván Duque la posibilidad de utilizar este químico ha vuelto a considerarse al analizar con preocupación el aumento de cultivos que volvió a poner a Colombia como el primer país del mundo en producción de cocaína.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO