Él sería la fuente de la DEA en el caso del fiscal anticorrupción

14 de julio del 2017

El abogado Dario Bazzani alertó a las autoridades norteamericanas sobre estas irregularidades.

Luis Gustavo Moreno

Foto: Twitter

Un nuevo capítulo tiene la historia del fiscal anticorrupción Luis Gustavo Moreno, quien está pedido en extradición por Estados Unidos por corrupción, después de que el periódico El Tiempo revelara que Dario Bazzani, abogado del exgobernador de Córdoba, Alejandro Lyons fue quien alertó a las autoridades norteamericanas sobre las irregularidades de este caso.

El reconocido abogado se encuentra en Miami y ahora es testigo de la DEA y la Fiscalía de Colombia en este caso. Todo se habría dado después de que el defensor de Lyons alertó a la DEA sobre las exigencias económicas que hizo Moreno a cambio de revelar información sobre el caso.

La suma denunciada fue de un millón de dólares, que era parte del soborno aparentemente exigido por Moreno al exgobernador. Ahora, con esta información las autoridades buscarán esclarecer los hechos y que esta declaración sea importante para el juicio que se adelanta en Estados Unidos.

Entretanto, Francisco Bernate, abogado de Moreno, afirmó que aceptará los cargos imputados durante la audiencia de este viernes 14 de julio. Además señaló que no tienen interés en dilatar el proceso,. Por el contrario, su único fin es agilizarlo, razón por la cual solicitará una extradición exprés que permita aclarar su situación en Estados Unidos, donde es señalado de conspiración y lavado de activos para la promoción de los sobornos recibidos.

“Se va a intentar que él pueda ir a los Estados Unidos a resolver su situación lo más pronto posible, por lo que se renunciará al trámite de una extradición ordinaria y se solicitará a una extradición exprés que significa que la persona renuncia a presentar pruebas o a practicar pruebas con lo que se busca acelerar este procedimiento”, apuntó el defensor.

Por otro lado, el abogado Bernate solicitó acudir a la audiencia de imputación de cargos de manera virtual, es decir no asistir al juzgado sino llevar a cabo el proceso desde la cárcel La Picota ubicada en el sur de Bogotá, donde su cliente donde permanece recluido. Esto apelando a que Moreno y él han sido víctimas de amenazas.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO