Con código fucsia buscan frenar la violencia sexual

Con código fucsia buscan frenar la violencia sexual

3 de Mayo del 2017

El registro de 2.957 casos de violencia sexual durante 2016, en los que el 85% de las víctimas fueron menores de edad, y de 402 casos en lo que va corrido de 2017, motivó a la Gobernación de Antioquia a declarar el código fucsia, para activar en todo el departamento el protocolo de atención integral a las personas que sufren este tipo de vejámenes y acuden a los centros médicos.

De acuerdo con las secretarías de Gobierno y de Salud del departamento, de los hechos reportados este año, 338 se dieron en contra de personas entre los 0 y 19 años. Demostrando que los niños, niñas y adolescentes son las más vulnerables y, por lo tanto, requieren mayor protección.

Con el código fucsia, entonces, se prenden las alertas de las autoridades y se unifican esfuerzos para mejorar la atención.

Esta iniciativa, explicó Victoria Ramírez, secretaría de Gobierno de Antioquia, busca que “una vez se conozca un caso de violencia sexual se realicen todos los procesos que permitan una correcta judicialización de los responsables”.

Nos importan casos como el de Yuliana, Sara, el menor de 4 meses abusado hace una semana y evidentemente los 402 casos que hoy arroja el departamento; pero nos importan también los cientos de casos que no son visibilizados y nos preocupa el miedo que esconden estas acciones”, puntualizó Ramírez.

Con el fin de crear conciencia en los menores frente a la denuncia en casos de abuso sexual, se han articulado esfuerzos conjuntos desde las secretarías de Educación y Gobierno, y la Gerencia de Infancia y Adolescencia, para llegar a resultados como el conocido el pasado 28 de abril, cuando 15 personas fueron capturadas por estos delitos, entre ellos, cinco padres de familia y dos padrastros.

Cabe recordar que en la mayoría de los casos de violencia sexual contra menores de edad, “los victimarios son personas cercana. Miembros del mismo núcleo familiar o personas a las cuales se le confía el cuidado de los niños”, explicó la mayor Alexandra Arenas, jefe de la Seccional de Protección y Servicios Especiales de las Policía.

Por eso, como parte de la estrategia, se le pide a la comunidad que denuncie los casos de abuso en las líneas 123 y 141.