“Deficiente” manejo y control de asbesto en Colombia

“Deficiente” manejo y control de asbesto en Colombia

12 de enero del 2018

Una auditoría realizada por la Contraloría General a ocho ministerios evidenció que hay deficiencias en el manejo técnico y monitoreo de minas de asbesto. El ente resaltó que es necesario la prohibición de la producción, comercialización, exportación, importación y distribución de cualquier variedad de este material.

Kienyke.com habló con la senadora del partido conservador Nadia Blel que aseguró: “Llevamos más de tres años insistiendo en la prohibición absoluta del asbesto en nuestro país, precisamente porque hemos verificado y demostrado con las cifras del Ministerio de Salud y el Instituto Nacional de Cancerología que muestran que el uso del asbesto seguro no es garantía de protección a la vida”.

La senadora agregó que con los hallazgos que hizo la Contraloría en cuanto al manejo deficiente al uso del asbesto demuestra la necesidad de que en el país “de manera inmediata se prohíba el uso de esta fibra que le causa la muerte a tantos colombianos cada año”.

El ente indicó que los ministerios evaluados fueron:

  1. Agricultura
  2. Salud y Protección Social
  3. Trabajo
  4. Minas y Energía
  5. Comercio
  6. Industria y Turismo
  7. Ambiente y Desarrollo Sostenible
  8. Transporte

En la visita y evaluación realizada por la Contraloría Delegada para el Medio Ambiente a la gestión de Corantoquia con respecto a la mina Las Brisas de Colombia S.A.S. se encontró un deficiente manejo técnico del proyecto minero de asbesto, tanto en lo minero como en lo ambiental.

También se evidenció un inadecuado “perfilamiento y mantenimiento de taludes en los botaderos de desechos y colas, además de cunetas inexistentes y el no manejo de aguas de escorrentía, sin sedimentadores o trampas de arenas”, así lo aseguró el ente.

Aparte de las deficiencias, se evidenció que el proyecto no contaba con instrumento de control ambiental, que la mina no está en explotación y que existen afectaciones ambientales que ya han sido identificadas por la Corporación.

El ente aseguró que aunque ya existía un proceso sancionatorio por las afectaciones ambientales, no hay otros procesos por los demás incumplimientos.

En la evaluación también se encontró que la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca y la del Valle del Cauca han otorgado permisos de emisiones y vertimientos a la empresa Eternit para el procesamiento del asbesto, pero la CAR no realizó seguimientos a las obligaciones impuestas.

Además tampoco se cumple con la vigilancia y control a las empresas que cuentan con permisos otorgados, con lo cual se aumentan las probabilidades de que se generen daños a la salud de las personas expuestas por mal manejo del peligroso material.