Democrátas a la Casa Blanca difieren sobre política migratoria

31 de julio del 2019

Problemática fronteriza ocupará un capítulo importante de la discusión.

Democrátas a la Casa Blanca difieren sobre política migratoria

Elizabeth Warren, Bernie Sanders, Beto O'Rourke, aspirantes demócratas a la Casa Blanca. Foto: Archivo - Agencia Anadolu).

Las diferencias en torno a la criminalización de los cruces ilegales en la frontera con México se ahondaron en el debate que se realizó en la noche de este martes entre los precandidatos demócratas a la demócratas, ya que este es uno de los puntos de más claro desacuerdo dentro del partido opositor.

El tema migratorio fue, junto a las propuestas en materia de salud pública, control de armas y cuidado del medioambiente, uno de los más espinosos en el arranque de la segunda tanda de debates entre los 20 aspirantes demócratas, en momentos en que inicia el camino para definir un postulante para competir el año que viene con el presidente Donald Trump.

Es muy probable que este tema permanezca en el centro de la discusión política estadounidense, ya que Trump ha convertido esta problemática en el eje principal de su campaña por la reelección, con la esperanza de polarizar con la oposición y movilizar a la base republicana que lo apoya.

La primera serie de debates tuvo lugar en Miami un mes atrás.

Trump “demoniza”

En la noche de este martes fue el turno de Detroit.

Diez de los precandidatos debatieron durante dos horas, en una batalla dialéctica que tuvo como grandes protagonistas a los representantes del ala más progresista del Partido Demócrata, los senadores Elizabeth Warren, de Massachusetts, y Bernie Sanders, de Vermont, defensores de poner fin a la criminalización de los cruces ilegales en la frontera.

Hay que sacarle a Trump la herramienta legal que le permite separar familias”, señaló Warren.

“He visto a las madres, he visto las jaulas de bebés, debemos ser un país que vive sus valores cada día, y eso significa que no podemos convertir cada entrada en un crimen”, agregó la senadora.

Según Sanders, con sus políticas el presidente norteamericano “demoniza a un grupo de gente”.

Parte de la solución, dijo, debe pasar por un gran acuerdo con los países de la región. “Vamos a reunir al hemisferio” para hallar una salida a la crisis, prometió.

Ambos legisladores, las figuras centrales en la primera noche de debates, se mostraron a favor de extender a las familias de inmigrantes ilegales la cobertura de salud universal que proponen y que es una promesa de campaña que también divide aguas en la oposición.

Junto a ellos subieron al escenario dos de las estrellas en ascenso del partido, el alcalde de South Bend (Indiana), Pete Buttigieg, y el exrepresentante por Texas Beto O’Rourke, que coincidieron en la necesidad de reforzar la seguridad en la frontera sur de Estados Unidos, pero se mostraron contrarios a la propuesta de descriminalizar los cruces ilegales y llevar los casos a instancias de la justicia civil.

La criminalización de los migrantes derivó en los últimos dos años en la polémica práctica de separar a los padres de sus hijos debido a que los menores de edad no pueden compartir celdas con adultos.

El debate en desarroollo

Completaron la lista el representante por Ohio Tim Ryan, la exsenadora de Minnesota Amy Klobuchar, el ex legislador de Maryland John Delaney, el ex gobernador de Montana Steve Bullock, la autora Marianne Williamson y el ex gobernador de Colorado John Hichenlooper.

Los diez aspirantes demócratas solo coincidieron en condenar las políticas de Trump en materia inmigratoria, que “son una mancha para el cargo que ocupa”, tal como las calificó Buttigieg.

“El mayor problema que tenemos con la inmigración en este país es Trump”, afirmó Bullock en este sentido. El mandatario ha retratado a los demócratas como el partido “de las fronteras abiertas”, un latiguillo con el que ha logrado sacar provecho frente al electorado de derecha y de centro, que reclama una solución a la llamada “crisis fronteriza”.

El tema migratorio asomó desde el comienzo del debate y fue uno de los puntos de mayor controversia entre los precandidatos.

Otros diez precandidatos debatirán en las próximas horas con el exvicepresidente Joe Biden y la ascendente senadora por California Kamala Harris como figuras centrales, y la problemática fronteriza volverá a ocupar un capítulo importante en la discusión.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO