Desnutrición crónica en niños disminuyó en Colombia

24 de noviembre del 2017

Esta encuesta reveló que la desnutrición crónica de 13,2% en 2010 a 10,8% en 2015

Desnutrición crónica en niños disminuyó en Colombia

Fue presentada una encuesta nutricional, en la que se detalla que la desnutrición crónica en niños de cero a cinco años bajó en los últimos años en el país.

En la Encuesta de 2015 participaron el Ministerio de Salud y Protección Social, el Instituto Nacional de Salud (INS), Prosperidad Social, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) y la Universidad Nacional de Colombia, asimismo contó también con el apoyo de entidades como el Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (DANE), la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS) y la Asociación Colombiana para el Avance de la Ciencia (ACAC).

La encuesta detalla que la situación nutricional de un niño o niña y su sobrevivencia hasta los 5 años dependen directamente de sus prácticas o hábitos de alimentación en sus hagores.

Se supo que la desnutrición crónica, que mide el retraso en la talla para la edad, disminuyó de 13,2% en 2010 a 10,8% en 2015, mientras que en1990, uno de cada cuatro niños tenía desnutrición crónica, hoy solo es uno de cada diez.

Según este estudio la desnutrición global, que marca el peso para la edad, afecta a 3,7% de los menores del país, menos de la mitad del registro de 1990, cuando impactaba a 8,6% de los menores de 5 años, Colombia continúa dentro de la meta de 5% establecida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre desnutrición aguda o indicador de peso para la talla. En 2015 alcanzó 2,3%, superior al 0,9% presentado en 2010.

Siete de cada 100 menores en edad escolar presentan desnutrición crónica, en las comunidades indígenas 30 de cada 100 menores presentan este problema, mientras que esta situación se extiende a 11 de cada 100 niños de los hogares más pobres del país.

En nuestro país la desnutrición crónica afecta a uno de cada diez de los adolescentes, concentrándose en indígenas (36,5%), las comunidades de menos recursos económicos (14,9%) y aquellos que viven en zonas rurales (15,7%).

La importancia de esta encuesta radica en la posibilidad de hacer un seguimiento de políticas públicas nacionales y territoriales en materia de salud, alimentación y nutrición, para el bienestar de los niños en nuestro país

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO