Campaña Santos 2010 niega informe sobre dineros españoles

15 de junio del 2017

Informe de El Mundo de España también relaciona a actual alcalde de Barranquilla, Alejandro Char.

colombia santos

Foto: Presidencia

El gerente de la campaña Santos 2010, Santiago Rojas, negó la información que surge este viernes en el diario El Mundo de España sobre una supuesta donación a la aspiración presidencial de Juan Manuel Santos por parte de compañía del país ibérico Canal de Isabel II.

Rojas afirmó “se manifiesta con total claridad que esta Campaña no recibió donaciones de dichas empresas”. La firma  Triple A, que opera el acueducto de Barranquilla, según el medio, habría entregado 75 millones de pesos, presuntamente procedentes de dudosos contratos. La empresa es filial de Canal de Isabel II, la empresa pública madrileña.

Rojas continúa, “la noticia menciona que tres personas naturales supuestamente vinculadas a esas compañías hicieron donaciones individuales. Como es de público conocimiento la Campaña recibió donaciones de más de 500 personas naturales y fueron debidamente reportadas al Consejo Nacional Electoral y se recibieron con el cumplimiento de los requisitos legales”, concluye Rojas.

El Mundo cuenta en la nota que “Directivos del Canal de Isabel II en Latinoamérica financiaron campañas de políticos colombianos, entre los que se encuentra el actual presidente del país, Juan Manuel Santos”, y relacionan también al actual alcalde de Barranquilla, Alejandro Char.

De acuerdo con la versión, el alcalde de Barranquilla se reunió con varias personas investigadas por el caso Lezo, relacionada con la “operación Lezo”, una presunta trama de desvío de fondos, que habría estado dirigida por el expresidente conservador de la región de Madrid Ignacio González.

Rojas aclara que cada donación era de 25 millones de pesos, cifra inferior a los doscientos millones de pesos que era el límite autorizado por la ley para cada donación individual. “Los donantes certificaron que la hicieron a título personal y con recursos propios y surtieron el trámite previo de verificación de los requisitos legales por un oficial de cumplimiento”, concluye Rojas.

El Mundo revela cómo habrían justificado la salida de efectivo de la empresa, cuando “firmaron contratos ficticios de obras que nunca se hacían”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO