Se recrudecen protestas en Kenia por supuesto frude electoral

Disturbios en Kenia

Se recrudecen protestas en Kenia por supuesto frude electoral

12 de agosto del 2017

El pasado martes 8 agosto se realizaron las elecciones presidenciales en Kenia que dieron como resultado la reelección de Uhuru Kenyatta. Posterior a la decisión, la oposición encabezada por Raila Odinga denunció fraude electoral masivo, razón por la cual el país se encuentra bajo una ola de violencia que hasta la fecha deja nueve muertos.

La Comisión Electoral Independiente de Kenia fue la encargada de anunciar la victoria del mandatario actual, Uhuru Kenyatta, con el 54,27 por ciento de los votos. Mientras que su rival, el ex primer ministro y el líder de la oposición keniana, Raila Odinga, alcanzó el 44,74 por ciento de los apoyos.

Cabe recordar que la denuncia realizada por Raila Odinga señala que el sistema informático de recuento de votos de las elecciones generales fue pirateado usando la identidad del director de telecomunicaciones de la Comisión Electoral, Chris Msando, que fue asesinado hace diez días.

“El fraude electoral que se ha perpetuado en Kenia supera cualquier nivel de robo de votantes en la historia de nuestro país. Esta vez los atrapamos”, afirmó Raila Odinga en su cuenta de twitter.

Durante las protestas que estallaron después de que se dieran a conocer los resultados de las elecciones presidenciales, los representantes de los servicios de seguridad confirmaron que nueve jóvenes fueron asesinados a tiros en los suburbios de Nairobi, por policías que buscaban suprimir las manifestaciones.

Según los testigos, otra de las víctimas sería una niña de nueve años que falleció a causa del fuego no controlado por la fuerza pública.

Los disturbios se localizan, principalmente, en localidades cercanas al opositor Raila Odinga en la capital, Nairobi, pero se teme que puedan extenderse a otras zonas del país, como ocurrió en 2007, cuando las manifestaciones dejaron más de 1.000 muertos y 600.000 desplazados.

En otros puntos del país, como en Kisumu, la Policía también lanzó gas lacrimógeno para dispersar a manifestantes que salieron a la calle en apoyo al candidato opositor, Odinga.

Mientras tanto, la Comisión Electoral anunció que investigará las denuncias realizadas por la oposición, mientras que el gobierno ha pedido calma y “responsabilidad” a los ciudadanos.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO