Donald Trump despide a fiscal general por desobedecer su orden contra inmigrantes

Donald Trump despide a fiscal general por desobedecer su orden contra inmigrantes

31 de enero del 2017

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, despidió en la noche de este lunes a la fiscal general, Sally Yates, según el gobierno, por desobedecer la orden ejecutiva que emitió el mandatario, respecto al veto a inmigrantes y refugiados impuesto por la Casa Blanca.

El comunicado de la Casa Blanca argumenta “La fiscal general en funciones, Sally Yates, ha traicionado el Departamento de Justicia al negarse a llevar a cabo la orden legal que busca proteger a los ciudadanos de Estados Unidos”.

La misiva con la que el gobierno Trump despide a la fiscal asegura que “la Sra. Yates es una persona designada por la Administración de Obama, es blanda en cuanto a las fronteras y muy blanda con la inmigración ilegal”.

Hasta que el nuevo fiscal general sea designado, en su remplazo fue encargado Dana Boente, quien venía asumiendo como fiscal de distrito oriental del estado de Virginia. “Defenderé y haré cumplir las leyes de nuestro país para garantizar que nuestro pueblo y nuestra nación son protegidos”, dijo Boente en un pequeño comunicado de prensa que emitió minutos después de su nombramiento.

La fiscal Sally Yates fue separada de su cargo luego de difundir un comunicado en el que informó que luego de conocer la orden presidencial sobre el veto a inmigrantes de 7 países impartió instrucciones a los abogados del Departamento de Justicia para no acatar el fallo presidencial sobre inmigración y refugiados.

En el diario ‘The New York Times’, la funcionaria indicó que ella es la responsable de garantizar que las posturas que asume el tribunal son coherentes con la obligación de dicha institución de buscar la justicia y abogar por lo que es correcto y que en este momento no esta convencida de que la defensa de la orden ejecutiva firmada por el presidente Donald Trump el pasado 27 de enero sea coherente con esas responsabilidades ni que la misma sea legal.

La medida firmada por Trump el pasado viernes establece que la restricción a inmigrantes para acceso a territorio norteamericano de personas procedentes de Irak, Irán, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen, será efectiva durante 90 días.

Esta orden generó protestas y críticas tanto dentro de Estados Unidos como a nivel internacional.

El fiscal general del estado de Washington, Bob Ferguson, indicó que presentaría una demanda contra la orden ejecutiva del presidente Donald Trump.