Colombianos serán deportados por falsificar un bono del Tesoro de EEUU

Colombianos serán deportados por falsificar un bono del Tesoro de EEUU

28 de agosto del 2016

En Nueva Orleans (Estados Unidos) se ordenó iniciar un proceso para deportar a los colombianos Alma de Jesús Mojica y Leonardo Serrato Polanía luego de determinar que engañaron a la embajada estadounidense en Colombia para obtener la visa y una vez en EEUU trataron estafar a más de una persona.

Una vez en Estados Unidos, los sujetos intentaron obtener 1.500 millones de dólares vendiendo un bono del Tesoro federal que resultó ser falso, según lo indica El Tiempo,

Las autoridades indican que los colombianos iniciaron su plan el 4 de septiembre de 2015. Ese día Serrato, de 42 años, se encontraba en Bogotá en las instalaciones de la embajada para tramitar una visa como turista. “Declaró que iba para Kissimmee, Florida, que él pagaría sus pasajes y que iba a viajar junto con su esposa e hijos”, dice la declaración impuesta po la Fiscalía ante una corte en Louisiana.

Un par de días después y sin levantar sospechas, Mojica de 52 años tramitó su visa como turista. “Ella hizo una declaración falsa (…) no respondió con la verdad a las preguntas concernientes a su viaje, quién la acompañaría, quién lo iba a pagar y el sitio donde iba a estar en Estados Unidos. Dijo que iba a permanecer en Miami”, indica la acusación que hay sobre ella.

Aunque ambos habían asegurado viajar a florida, Mojica y Serrano tomaron un vuelo el 28 de septiembre de 2015 desde Bogotá hasta Nueva Orleans.

Una vez en su destino, pasaron por todos los puntos de seguridad y un oficial de aduanas encontré en su poder un bono del Tesoro de estado por una suma de 1.000 millones de dólares.

El archivo de proceso de los colombianos, informa que le habían asegurado al oficial que el bono se elaboró para hacer una broma y sin preguntar más el oficial les permitió salir, luego de ello intentaron vender el bono para obtener el dinero en efectivo.

Unos días después de su llegada, los colombianos se reunieron para almorzar con quienes creían eran dos potenciales compradores del bono, quienes en realidad eran agentes encubiertos del Homeland Security (HSI), la agencia de seguridad nacional de Estados Unidos.

Los agentes los llevaron al banco donde entregarían el dinero y allí fueron arrestados y puesto a disposición del fiscal federal Brian M. Klebba, quien acusó a los colombianos de cuatro cargos y les advirtió que enfrentaban una condena de hasta 25 años de prisión.

Ambos se declararon culpables y buscaron una negociación con la Fiscalía. Luego de  once meses en prisión, tiempo en el que Alma Mojica ha permanecido en una celda de aislamiento, un juez ordenó enviarlos a un centro de detención donde se definirá su deportación a Colombia.