Cayó el edificio Mónaco

Foto: Alcaldía de Medellín

Cayó el edificio Mónaco

22 de febrero del 2019

El edificio Mónaco que perteneció en la década de los 80 al narcotraficante Pablo Escobar por fin está en ruinas, sobre el medio día de este viernes especialistas en explosivos hicieron caer la estructura. El alcalde de Medellín Federico Gutiérrez aseguró que este es el principio “de contar esa historia alrededor de las víctimas de sentir que lo que ocurrió jamás tuvo que haber ocurrido”.

La estructura que estaba ubicada en la exclusiva zona del barrio el Poblado de Medellín va a ser reemplazada con un parque en honor a las víctimas de la violencia que se desató entre carteles de la droga a finales del siglo XX en Colombia.

En la mañana de este viernes el Presidente de la República, Iván Duque, visitó el lugar de la demolición y sostuvo que el evento significa la derrota de la cultura de la ilegalidad y el triunfo de la cultura de la legalidad, “le expresó este viernes el Presidente Iván Duque al Alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, poco antes de la implosión del edificio Mónaco”.

“Este evento significa que la historia no se va a escribir en función de los victimarios sino que la historia se escribe reconociendo a las víctimas. Y significa también la resiliencia, la fuerza y la grandeza del pueblo colombiano y del pueblo antioqueño, que tuvo que soportar por años esta violencia y que se ha parado siempre firme y ha sido capaz de superarla con convivencia, con una clara convicción de imperio de la ley, pero también con un rechazo a los antivalores”, dijo Duque.

El Mónaco permanecía erguido como un ícono del apogeo del tráfico de drogas ilegales, que tuvo en Escobar el máximo exponente del crimen, por eso la que fuera su residencia forma parte de la memoria del horror que los paisas quieren eliminar de la memoria colectiva. Además, perpetuaba el estigma de la droga y el dinero fácil en una ciudad que lucha por superar el pasado.

El edificio fue construido por Escobar Gaviria en 1986 y lo bautizó ‘Mónaco’ en honor del principado de la familia Grimaldi. En el penthouse con un área de 5000 metros cuadrados residieron el capo, su esposa y sus dos hijos, en los pisos bajos algunos familiares y sus escoltas.

Esta estructura sufrió, el 13 de enero de 1988, un atentado con un carro bomba, producto de la guerra que tenía Escobar con el Cartel de Cali, que destrozó buena parte de la edificación, tres personas murieron  y diez resultaron heridas. Escobar y su familia no se encontraban en la residencia y nunca regresaron a ella. El enfrentamiento entre carteles los obligó a mudarse frecuentemente de residencia.

También le puede interesar: Estas son las medidas para implosión del edificio Mónaco

Hoy el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, invitó a los padres de la ciudad “para que le hablemos a nuestros hijos a que los eduquemos en el amor y la disciplina, tenemos que tener nuevas generaciones donde exista respeto por la vida y cultura de la legalidad”.

Así mismo, el mandatario de la ciudad invitó a no olvidar el pasado “pero debemos construir una nueva historia donde cerremos estas heridas. A partir de este momento luego de la demolición comienza la construcción de un parque memorial en honor a las víctimas de la ciudad y del país que murieron durante ese episodio oscuro de nuestra historia”.

También puede leer: Al suelo el edificio Mónaco y su negra historia

El parque tendrá tres partes:  la primera cómo era la sociedad antes de que llegara la violencia; la segunda un muro donde se conmemorará a todas las víctimas de Escobar; y la última parte será construida a modo de bosque y servirá como punto de reflexión sobre la resiliencia que tuvo la ciudad y las familias de las víctimas para superar la adversidad.

Según las autoridades de la ciudad fueron 40.000 personas las que murieron entre 1984 y 1993 producto de la guerra desatada por Escobar.

Cabe anotar que este edificio fue sometido a un proceso de extinción de dominio por parte del Estado. Sin embargo, tras la gestión del alcalde Federico Gutiérrez, en asocio con la Policía Nacional, se logró que el bien inmueble quedara en manos del municipio para darle uso.

El acto conmemorativo de la demolición del edificio contó con presentaciones de la Orquesta Filarmónica de Medellín, Yuri Buenaventura y Juanes.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO