EE.UU. celebra el fin de aspersiones con glisofato

11 de mayo del 2015

“Reconoce la necesidad de promover reformas no solo a nivel global”.

La organización estadounidense Drug Policy Alliance (DPA) felicitó al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, por haber anunciado la suspensión de las aspersiones con un potente herbicida químico para erradicar cultivos ilícitos.

“Su decisión de suspender el programa de aspersiones sugiere que el presidente Santos reconoce la necesidad de promover reformas no solo a nivel global sino también en casa”, dijo en un comunicado el director ejecutivo de DPA, Ethan Nadelmann.

El pasado fin de semana, el Gobierno colombiano dio un giro de 180 grados en su política antidrogas al anunciar la próxima suspensión de las aspersiones con glifosato debido a los posibles efectos que ese herbicida puede tener sobre la salud humana.

La decisión llega tras la reciente publicación de un estudio de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC), de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que indica que el glifosato puede representar un riesgo cancerígeno.

Santos explicó que habrá un período de transición “no más allá del 1 de octubre”, para reemplazar las aspersiones por otros métodos como “intensificar la erradicación manual” y otros instrumentos para seguir combatiendo ese eslabón de la cadena del narcotráfico.

Tras ese estudio, el Ministerio de Salud recomendó al Gobierno suspender la aspersión junto el representante en Colombia del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Todd Howland, quien pidió revisar y evitar el uso del glifosato.

“En vez de fumigar sus campos y comunidades con estos herbicidas, Colombia debería centrarse en programa alternativos (…) y pasar de la represión a la salud y el desarrollo”, dijo, por su parte, Hannah Hetzer, coordinadora del programa para las Américas de la DPA.

Las aspersiones en la franja sur de Colombia están suspendidas desde 2013 como parte de un acuerdo con Ecuador para que retirara una demanda ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) por los daños a la salud y el ambiente causados por ese herbicida.

La Drug Policy Alliance (DPA) es una organización no lucrativa que tiene su sede en la ciudad de Nueva York que se encarga de promover alternativas a la regulación actual sobre el consumo de drogas en el mundo.

*Con información de la Agencia EFE

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO