EE.UU. niega “conversaciones directas” con los talibanes

Bandera-de-Estados-unidos, kienyke

EE.UU. niega “conversaciones directas” con los talibanes

19 de febrero del 2015

El Gobierno estadounidense negó este jueves que haya entablado “conversaciones directas” con los talibanes para alcanzar un compromiso de paz, como han afirmado algunos medios.

“No estamos en conversaciones directas con los talibanes y no ha habido ninguna conversación directa entre Estados Unidos y los talibanes desde enero de 2012, cuando los talibanes las rompieron”, aseguró la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki.

En su breve declaración, la portavoz reiteró que “Estados Unidos está comprometido a apoyar el avance de un proceso de reconciliación propio de los afganos y encabezado por ellos, que pueda llevar a un Afganistán estable y seguro”.

Varios medios se hicieron eco del posible inicio de un diálogo entre ambas partes en territorio catarí en informaciones atribuidas a supuestas fuentes paquistaníes, que aseguraron que los talibanes afganos están dispuestos a comenzar un proceso de diálogo.

También los talibanes afganos negaron que vayan a mantener un diálogo directo con Estados Unidos en Catar con el propósito de entablar conversaciones de paz.

El principal portavoz del grupo insurgente, Zabihullah Mujahid, habitual responsable de los comunicados que envían los talibanes a los medios internacionales en Afganistán, dijo en un mensaje escrito a Efe en Nueva Delhi que “las informaciones sobre conversaciones de paz con los estadounidenses en Catar no son verdad” y que “no hay planes” de hacerlo.

Mujahid dijo que en Afganistán todavía hay miles de soldados invasores involucrados en operaciones militares, en relación a los casi 12.000 militares que EE.UU. mantiene en ese país como asesores y para entrenar a las fuerzas de seguridad afganas, según Washington.

Afganistán atraviesa uno de sus peores momentos en cuanto a violencia, ya que en 2014 se registraron unos 3.700 muertos y 7.000 heridos entre la población civil, según datos de la ONU.

La violencia insurgente ha ido aumentando paulatinamente a medida que se acercaba el final de 2014, cuando la OTAN puso punto final a su misión de despliegue militar en el país, la ISAF.

Esa misión fue sustituida a partir del 1 de enero pasado por la operación “Apoyo Decidido“, que mantiene alrededor de 4.000 militares junto a los otros casi 12.000 estadounidenses en tareas de capacitación y asistencia a las tropas de seguridad afganas.

*Con información de la Agencia EFE