Efecty responde al escándalo de los ‘Panamá Papers’

Efecty responde al escándalo de los ‘Panamá Papers’

13 de octubre del 2017

La plataforma de recaudos, Efectivo Ltda. – Efecty-, se pronunció con relación a lo publicado recientemente en medios de comunicación sobre la organización y el proceso judicial que se adelanta en contra de directivos de la compañía por el escándalo de los ‘Panamá Papers’.

La entidad afirmó que “las investigaciones adelantadas por la Fiscalía General de la Nación tienen carácter netamente individual y no compromete de ninguna manera la operación normal de la organización”.

Además manifestó que a la fecha no existe ninguna actuación judicial o administrativa en contra de la organización ni han sido intervenidos por ninguna autoridad; por lo tanto sus servicios se prestan con total normalidad en la actualidad.

“Efecty reitera su disposición de colaborar con las autoridades competentes en todos los requerimientos a que haya lugar. Esperamos que nuestra colaboración permita que los hechos acaecidos sean esclarecidos a la mayor brevedad posible”, anota el comunicado.

De igual forma afirmó que por la naturaleza propia del proceso jurídico que se adelanta por un comportamiento individual, la totalidad de los recursos de sus clientes se encuentran 100% a salvo y no se debe especular sobre este tema.

“Confiamos plenamente en las actuaciones de las autoridades competentes y esperamos que lo ocurrido sea clarificado”, concluye el comunicado.

El pasado 5 de octubre la Fiscalía General de la Nación imputó cargos a Luz Mary Guerrero y Jorge Humberto Sánchez Amado, representante legal y revisor fiscal de Efectivo Ltda., por el escándalo de ‘Panamá Papers’

Según el ente acusador, Guerrero habría enviado ilegalmente dineros a firmas en Panamá bajo la compra de facturas falsas y el pago de contratos de diferentes servicios, especialmente en asesorías igualmente falsas.

A Guerrero le imputaron los delitos de falsedad ideológica en documento privado, estafa agravada, administración desleal, fraude procesal, enriquecimiento ilícito, lavado de activos y concierto para delinquir.