Ejecutan en Texas a mujer que dejó morir de hambre a un niño

18 de septiembre del 2014

El menor era hijo de su pareja sentimental.

Ejecutan en Texas a mujer que dejó morir de hambre a un niño

En la noche de este miércoles fue ejecutada por inyección letal Lisa Coleman, de 38 años, quien dejó morir de hambre al hijo de su compañera sentimental.

Coleman fue declarada culpable en julio de 2004 por el asesinato. El agravante de secuestro fue el que la hizo elegible para la pena capital. El cuerpo de niño fue encontrado en avanzado estado descomposición y señales de golpes en el apartamento de la pareja. Pesaba solo 15 kilos.

El pasado martes la detenida presentó el último recurso argumentando que el agravante de secuestro no fue evaluado suficientemente . “Podría ser ejecutada por un crimen que no es pasible de la pena de muerte”, aseguró su abogado John Stickels, reveló The Guardian.

La detenida presentó el martes un último recurso ante la Suprema Corte, argumentando que el agravante del secuestro, lo que le valió la condena a muerte, no fue suficientemente examinado durante el juicio.

“Podría ser ejecutada por un crimen que no es pasible de la pena de muerte”, aseguró su abogado John Stickels en el recurso.

El niño de 9 años, quien circulaba libremente en el barrio según testigos, fue hallado en su domicilio, lo que refuta según abogados la teoría del secuestro.

“Coleman presentó un recurso en virtud del cual es en realidad inocente (…) dado que su abogado en el juicio no había investigado ni presentado las pruebas disponibles para refutar el agravante del secuestro, que la volvió elegible para el castigo supremo”, añadió en el documento.

La madre del niño y pareja de Coleman  se declaró culpable de la muerte por maltrato y cumple cadena perpetua. Sin embargo, Lisa Coleman, quien vivía en el mismo apartamento de Arlington, Texas, recibió la pena capital.

Esta ejecución sería la número 13 en lo corrido del año en Estados Unidos, nueve de las cuales han sido en Texas, el estado que más ejecuta.

Asimismo, será la decimoquinta mujer ejecutada en Estados Unidos de un total de 1.389 condenados desde que se volvió a instaurar la pena capital en 1976, de las cuales seis fueron en Texas.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO