El antes y el después del concierto de los Rolling Stones en La Habana

26 de marzo del 2016

El vocalista de la agrupación demostró que la música va más allá de la política.

El antes y el después del concierto de los Rolling Stones en La Habana

Con un concierto gratuito que contó con la asistencia de más de 400.000 mil personas en la Ciudad Deportiva, la agrupación británica The Rolling Stones conquistó Cuba.

Lea también: The Rolling Stone, una vida de fama, caídas y gloria

Aunque el rock extranjero no era bien visto por el oficialismo cubano, The Rolling Stones lograron romper esa brecha que hacía que los cubanos se sintieran aislados, no solo por la escena del rock and roll, sino por el mundo.

“Sabemos que durante un tiempo era difícil escuchar nuestra música, pero aquí estamos”, dijo Mick Jagger. 

Durante el viernes santo, el fenómeno cultural interpretó 18 de sus mejores éxitos en dos horas y media.  La noche empezó bajo la luz de todos los teléfonos celulares de los asistentes que no querían perder un solo momento del histórico y vibrante concierto.

Ni siquiera los famosos quisieron perderse la histórica cita. La modelo Naomi Campbell y el actor Richard Gere asistieron al concierto en la Habana.

Con este concierto y las medidas tomadas por el gobierno de la isla,  Cuba se está convirtiendo en un destino turístico para las celebridades.

La agrupación liderada por Mick Jagger dio inicio al espectáculo con la canción ‘Jumpin Jack Flash’ y terminó con ‘Satisfaction’. Luego de dos canciones, el cantante de 72 años tuvo que quitarse la chaqueta. Acalorado y lleno de energía, Jagger recorrió un sin fin de veces el inmenso escenario mientras el público enloquecía.

“Aquí estamos finalmente”, dijo eufórico el vocalista de la legendaria agrupación, y agregó: “Estamos seguros de que será una noche inolvidable”.

Una vez subidos los ánimos de los asistentes, los Stones continuaron su recital con canciones como “It’s only rock and roll”, “Angie”, “Paint it black” o “All down the line”, la cual fue elegida por redes sociales por cientos de fanáticos de diferentes nacionalidades que dijeron presente a la histórica cita.

La llegada de los Rolling Stones en Cuba es un hecho histórico que permitió la entrada del rock a la isla.

Las banderas de EE.UU. en Cuba rompieron con más de 50 años de hermetismo que mucho tiempo pesó en las espaldas de los cubanos evidenciando el cambio que tendrá la nación tras el concierto.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO