El café como una “opción” frente a la coca

18 de octubre del 2017

El cultivo de café “siempre será una opción” para la sustitución de sembrados ilegales en Colombia, donde han aumentado las hectáreas sembradas de coca, dijo hoy el gerente general de la Federación Nacional de Cafeteros, Roberto Vélez. “El café sigue siendo un cultivo válido para las zonas en donde es viable la producción de café. […]

Cultivo de Café

Efe

El cultivo de café “siempre será una opción” para la sustitución de sembrados ilegales en Colombia, donde han aumentado las hectáreas sembradas de coca, dijo hoy el gerente general de la Federación Nacional de Cafeteros, Roberto Vélez.

“El café sigue siendo un cultivo válido para las zonas en donde es viable la producción de café. Coge las montañas del Cauca, las montañas de Nariño, en donde haya coca tenga la seguridad que se da café”, afirmó en la inauguración en Bogotá de la feria “Cafés de Colombia Expo 2017”.

Nariño se ha convertido en las últimas semanas en una de las zonas más conflictivas del país a raíz de hechos violentos entre autoridades y campesinos que se oponen a la erradicación de sembrados de coca en el municipio de Tumaco en los que han muerto varias personas.

En esa localidad, con 23.148 hectáreas, está el 16% de los cultivos de coca de Colombia que, según un informe de la Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito, ocupan un total de 146.000 hectáreas en el país.

Sin embargo, Vélez admitió que “hay zonas en donde está sembrada coca que no son zonas cafeteras, porque están en tierras más bajas, porque están en tierras más calientes”.

“El café siempre será una opción”, defendió Vélez, quien confió en que “las leyes de la economía” funcionen “y ese crecimiento desmedido de las áreas en coca en este país” llevará a una baja de los precios de la hoja, materia prima de la cocaína.

“Y ese día el café económicamente hablando y la coca económicamente hablando pueden llegar a un punto en donde el café es un mejor producto para el campesino”, añadió el ejecutivo.

En ese contexto, resaltó que existen casos exitosos de sustitución de cultivos de coca por cafetales.

“Yo lo que le puedo asegurar, porque lo he vivido, es que el campesino que cambia de un cultivo ilícito a café habla de su pasado con vergüenza y de su presente con orgullo, y eso es importantísimo”, apuntó.

Cifras divulgadas en marzo pasado por la Oficina de Política Nacional para el Control de Drogas de la Casa Blanca revelaron que en Colombia hay 188.000 hectáreas de coca, que pueden producir al año 700 toneladas de cocaína.

Otro estudio de ese mes de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes de las Naciones Unidas indicó que la superficie dedicada a estos cultivos aumentó 39% en el país, al pasar de 69.000 hectáreas en 2014 a 96.000 en 2016.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO