El fiscal general de EE.UU tuvo contactos con el gobierno ruso

El fiscal general de EE.UU tuvo contactos con el gobierno ruso

2 de marzo del 2017

Una nueva revelación refuerza las sospechas de los contactos entre Trump y el Kremlin. Esta vez, el escándalo salpicó al nuevo fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, quien se encontró  con el embajador ruso en Washington, Sergey Kilsyak.

Según reveló The Washington Post, quien junto a The New York Times está liderando estas investigaciones, el fiscal se reunió con Kilyak en dos oportunidades, julio y septiembre del año pasado, mientras todavía se desarrollaba la campaña presidencial de Donald Trump. En esta época se había desatado una gran polémica por la supuesto hackeo ruso a la campaña demócrata y la filtración de correos electrónicos de Hilary Clinton.

Lea también: Renuncia Michael Flynn, asesor de seguridad de Estados Unidos

De hecho, una de las conversaciones entre Sessions y Sergey Kilsyak se dio en septiembre, en la oficina del entonces senador, y se dio en el mismo momento del ciberataque del Kremlin al Partido Demócrata.

El fiscal general, por su parte, negó haber tenido ningún contacto con funcionarios rusos “para tratar temas sobre la campaña” presidencial. “No sé a qué se refieren esas acusaciones. Son falsas” también declaró. Sin embargo, el fiscal había mentido cuando se le interrogó en el Senado, antes de que se le confirmara como fiscal, si tenía conocimiento de relaciones entre miembros de la campaña de Trump y el gobierno ruso, a lo que él había respondido “No soy consciente de ninguna de esas actividades. No he tenido comunicación con los rusos”. Asimismo, agregó “He sido llamado como sustituto en una o dos ocasiones en esa campaña y no tuve comunicación con los rusos”.

Además: La campaña de Trump estuvo en contacto con el espionaje ruso

Por otro lado, la Casa Blanca confirmó los encuentros de Sessions con el embajador, pero descartó que estos fueran reprochables. “Sessions se reunió con el embajador en su calidad oficial de miembro de la comisión de las fuerzas armadas del Senado, lo que es completamente coherente con su testimonio” declaró un vocero de la Casa Blanca, quien también afirmó que se trata de un nuevo ataque contra la administración del presidente Trump.

Los representantes demócratas exigieron que el Congreo conmbre a un investigador  independiente para establecer las acusaciones: “Dadas las declaraciones falsas de Sessions sobre los contactos con los responsables rusos, necesitamos un comité especial para investigar los lazos entre Rusia”. Por su parte, la jefa de los demócratas en el Congreso, Nancy Pelosy, fue más allá y pidió la renuncia inmediata de Jeff Sessions “El secretario de Justicia debe renunciar por haber mentido bajo juramento al Congreso”.

Le puede interesar: Un “enemigo” de inmigrantes es el nuevo fiscal general de Estados Unidos

Aunque el FBI y el Senado han decidido abrir sus investigaciones, existen múltiples dudas al respecto. Dada su posición como fiscal general, Sessions podría intervenir, o incluso alterar, en estas pesquisas

Por su parte, el diario estadounidense The New York Times, reveló que en los últimos días de la administración de Barack Obama, el exmandatario trató de resguardar información proporcionada por Reino Unido y Holanda, que sostenía que miembros de la campaña presidencial de Donald Trump tenían contactos con la inteligencia rusa y se habían reunido en algunas ciudades europeas. Además, la investigación señala que Obama buscó dejar una pista clara para que las investigaciones de los servicios de inteligencia no se congelaran una vez terminara su administración.

Las investigaciones continúan por ahora y tratan de establecer que tan cercanos fueron los vínculos y cuáles fueron las verdaderas implicaciones de estos contactos en las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

Alt_gif_nueva_era