El Gobierno Federal de EE. UU. cerró temporalmente

El Gobierno Federal de EE. UU. cerró temporalmente

21 de enero del 2018

El Gobierno Federal de los Estados Unidos declaró un cierre temporal e indefinido por el desacuerdo entre republicanos y demócratas sobre el financiamiento provisional.

Los senadores demócratas bloquearon un Proyecto de Ley de gastos luego de que los republicanos se rehusaran a excluir a los llamados ‘soñadores’ de las medidas migratorias del actual presidente Donald Trump. Luego de una maratónica jornada de negociaciones, la propuesta de extender cuatro semanas el presupuesto federal se hundió al no recibir los 6o votos necesarios en el Senado.

Todo esto llevó al cierre temporal de algunas actividades por falta de fondos, porque el Congreso no ha asignado el dinero para financiarlas.

Pero, ¿Cómo afecta esta decisión al país?

En las últimas horas muchas agencias federales dejaron de operar, excepto los de servicios esenciales. Mientras que los empleados federales obtuvieron una licencia de ausencia forzosa.

El Departamento de Defensa de Estados Unidos afirmó que un cierre no afectaría a lo militares en Afganistán o sus operaciones contra los militantes islamistas en Irak y Siria. Es decir, todo el personal militar se encuentra activo y se mantendría en estado normal; pero 50% del personal no irá a trabajar. Por su parte, el Departamento de Justicia activó un plan te contingencia de cierre en el que los casi 115.000 empleados del departamento seguirán trabajando.

El personal de los departamentos de Vivienda, Medio Ambiente, Educación, Comercio, Tesoro, Salud y Transporte no tendrán actividades de ningún tipo. Los 1.056 trabajadores de la Oficina Ejecutiva de Donald Trump harán uso de su licencia, mientras que 659 ‘esenciales’ continuarán sus labores.

Los tribunales, incluído el Tribunal Supremo, permanecerán abiertos y funcionando normalmente. La supervisión financiera que realiza la Comisión del Mercado de Valores del Gobierno bursátil se financia a sí misma, por lo tanto su operación será normal durante el cierre.

Los parques nacionales podrían no abrir, como pasó en el 2013 durante un cierre de gobierno provocado cuando los republicanos rechazaron financiar el Obamacare. La situación se podría repetir. Lo mismo sucedió con  los programas de los servicios federales de educación infantil, Head Start, en Alabama, Connecticut, Florida, Misisipí y Carolina del Sur, que permanecieron cerrados durante nueve días.

Este hecho se da luego de que Donald Trump cumpliera su primer año en el poder, entre polémicas y escándalos que no parecen detenerse.