En enero de 2017 se conocerá sentencia de Rafael Uribe Noguera

En enero de 2017 se conocerá sentencia de Rafael Uribe Noguera

16 de diciembre del 2016

La audiencia de acusación que se le realizará a Rafael Uribe Noguera, presunto violador y asesino de Yuliana Samboní de 7 años, quedó fijada para el próximo 11 de enero de 2017.

Lea también: (Video) El momento en el que Uribe Noguera lleva a Yuliana Samboní al edificio Equus 64

El Juzgado 35 Penal fue el encargado de determinar la fecha y es el elegido para atender el caso. En la sesión se espera que sean presentadas las pruebas en contra de Uribe Noguera, quien sería el responsable del homicidio de Yuliana el pasado 4 de diciembre.

“El escrito de acusación fue radicado este jueves por los delitos de secuestro, feminicidio y violación”, aseguró el ente encargado.

Los juzgados saldrán a vacaciones la próxima semana, por lo tanto los despachos estarán cerrados. El servicio se reanudara el próximo año.

Además: La bitácora de Uribe Noguera y el asesinato de Yuliana

 Rafael Uribe Noguera podría recibir una condena de hasta 60 años de cárcel, así el condenado acepte los delitos cometidos, no se realizará ningún tipo de negociación para lograr una rebaja de pena, como lo indican leyes.
Por su parte, el Fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez, no entiende cómo algunas pruebas que hacían parte de la acusación final contra Rafael Uribe Noguera, principal sospechoso del crimen de Yuliana, están por fuera del expediente.

Le puede interesar:  Los sueños de un ángel llamado Yuliana que un hombre arrebató

 “La Fiscalía General de Nación deplora que evidencia física que forma parte de la investigación de la niña se encuentre por fuera del expediente, más cuando la víctima es un menor de edad que es sujeto de especial protección por la Constitución y la ley”, dice un comunicado emitido por el ente acusador.

El documento agrega que “la Fiscalía General de la Nación ha dispuesto investigar a las unidades de Policía Judicial que han participado en el recaudo de elementos materiales probatorios, con fundamento en el artículo 33 de la Ley 270 de 1996″.

La Fiscalía tiene claro que los funcionarios que han filtrado la información, “revictimizan a la familia Samboní y a la sociedad”.