Papa Francisco pide perdón por curas pederastas

Papa Francisco pide perdón por curas pederastas

13 de Febrero del 2017

El papa Francisco pidió perdón a las víctimas de sacerdotes pederastas y a sus familias y reiteró que actuará con “severidad extrema” con los sacerdotes que cometan abusos a menores.

Estas declaraciones las hizo en el prefacio de un libro del suizo Daniel Pittet titulado “Lo perdono, padre”, que cuenta la historia de los abusos que sufrió cuando era niño.

El sumo pontífice también manifestó su consternación con estos actos de pederastia: “¿Cómo puede ser que un sacerdote al servicio de Cristo y de la Iglesia cause tanto daño? ¿Cómo puede ser que el que dedicó su vida a llevar a los niños a Dios acabe devorándolos en un sacrificio diabólico que destruye a la víctima y a la vida de la Iglesia?”.

Lea también: La Arquidiócesis de Cali sí debe responder por la violación de niños

Asimismo, el papa calificó los abusos de religiosos a menores como “una monstruosidad absoluta y un horrendo pecado” contrario a las enseñanzas de Dios. Además, declaró: “¿Cómo puede haber consagrado su vida para conducir a los niños a Dios y sin embargo los devora en lo que he definido un sacrificio diabólico?”

El santo padre también recordó los suicidios que estos hechos han provocado y aseguró que “Estos muertos pesan en mi corazón, en mi conciencia y en la de toda la Iglesia. A sus familias pongo mis sentimientos de amor y de dolor y, humildemente, pido perdón”.

Asimismo, reiteró que actuará con severidad extrema contra los sacerdotes que cometan abusos y los obispos que traicionen su misión y los protejan.

Por esto, destacó la valentía de Pitter y le agradeció por su testimonio. Además, aseguró que su testimonio ayuda a “derribar los muros de silencio que sofocaban los escándalos y los sufrimientos y que muestra una terrible zona de sombra en la vida de la Iglesia.

Además: Casi 4.500 menores sufrieron abuso sexual de curas católicos en Australia

Lo perdono, Padre

“Estoy feliz de que otros puedan leer su testimonio hoy y descubrir hasta qué punto el mal puede entrar en el corazón de un servidor de la Iglesia”,declaró el papa Francisco. Además, resaltó el valor de este testimonio ya que “abre el camino a una justa reparación hacia la gracia de la reconciliación y ayuda a los pederastas a tomar consciencia de las terribles consecuencias de sus acciones”.

En el libro de Pittet, el suizo relata como comenzó a sufrir abusos por un cura de una iglesia de Friburgo cuando tenía ocho años, y los hechos duraron por más de cuatro años “Yo sabía que iba a ser violado por el padre Joel Allaz después de la misa, era casi como una ‘liturgia'”. El joven solo logró contar los hechos después de cumplir los 30 años y pasar por años en terapia.

Según el relato, Pittet se encontró con el cura años después y pudo ver el miedo que le tenía, “pero no me ha pedido perdón, no me parece que esté arrepentido de todo el daño que ha hecho”.

Alt_gif_nueva_era