Macabra compraventa de bebés en China

Macabra compraventa de bebés en China

16 de Abril del 2016

La norma que rige a China, de tener un máximo de dos hijos por pareja, tiene como fin tener control sobre la población urbana en China, ha llevado a crear un macabro negocio: Compra y venta de bebés.

La BBC reseña que el mercado se abre paso a través de Internet, donde existen grandes cantidades de anuncios en los que “ofertan” al bebé en adopción, pero lo que quiere decir en realidad es que existe un precio para aquellos niños que por lo general han sido robados y separados de sus padres.

Le ley china no prohíbe la adopción de menores de edad, lo que es ilegal, es poner precio a un ser humano para que posteriormente sea sacado del país o vendido a parejas que no pueden concebir.

Un varón puede llegar a valer cerca de US$16.000 y son los más apetecidos en este mercado negro porque al crecer, los padres tendrán la seguridad de que serán cuidados y velados por alguien “fuerte”. Son cuestiones totalmente culturales.

Aparte de cuidar de sus padres, ofrecen un mayor apoyo económico y mantienen el apellido de la familia.  

La primera vez que se habló públicamente del tráfico de niños en China fue en el 2004 cuando la policía de la provincia de Guangxi descubrió a 28 bebés en la parte trasera de un autobús. Los habían drogado para que estuvieran callados y los habían almacenado en bolsas, donde uno murió por asfixia.

Un corresponsal de la BBC hizo una inmersión en este mercado desalmado, encontrando una bebé de ocho meses, la cual estaba a la venta por cerca de US$300.000. Un precio mucho mayor al normal.

La bebé, según el anuncio, se encontraba bien de salud y tenía un tiempo límite de venta el cual eran 72 horas.

La persona que vendía la niña, afirmaba ser una madre soltera, abandonada por su esposo y aseguraba que no tenía dinero para mantener a sus tres hijos.

No se sabía si de era la madre verdadera de los tres bebés. Posiblemente se trataba de una traficante que buscaba sacar el mayor provecho.

Poco después la BBC dio la información a las autoridades chinas y ellas se encargaron de capturar a la mujer.

Actualmente persisten varios signos de preocupación de la existencia de este mercado de niños online. Personas que se vean involucradas en la compra y venta de bebés en China, pueden enfrentar una pena de hasta tres años de cárcel.

Pese a que las autoridades locales no tienen datos, el departamento de Estado de EE.UU. estima que 20.000 niños son raptados cada año, unos 400 a la semana.

Los medios estatales han llegado a sugerir que la cifra real podría ser de 200.000 anuales, aunque la policía rechaza el número.

La BBC reseña la operación de las autoridades más grande contra este tráfico.

“En esa operación se detuvo a 1.094 personas y se rescató a 382 bebés. Hoy en día persisten los signos de preocupación de la existencia de un mercado de venta de niños online”.