El presidente de México habría plagiado el 30% de su tesis de grado

El presidente de México habría plagiado el 30% de su tesis de grado

22 de Agosto del 2016

Si en Colombia fue un gran escándalo que se pusieran en duda varios de los títulos de Gustavo Petro y Enrique Peñalosa, ahora parece que se volvió costumbre que los dirigentes políticos tengan líos con sus estudios. Se trata específicamente de Enrique Peña Nieto, presidente de México, a quien se le acusa de haber plagiado el 30% de su tesis de grado.

Lea también: Petro tampoco sería doctor ni maestro

Una investigación periodística de Carmen Aristegui, de Aristeguinoticias.com, publicó un largo artículo en el cual no solo se denuncian los problemas de plagio en el documento que le valió en 1991 el título de Licenciado en Derecho de la Universidad Panamericana, sino que también mostró las pruebas de la supuesta apropiación de derechos de autor por parte de Peña Nieto.

Además: La maestría de Peñalosa también sería falsa

Por su parte, un portavoz de la presidencia aseguró que el texto pudo haber tenido “errores de estilo como citas sin entrecomillar o falta de referencia a autores que incluyó en la bibliografía”. De igual manera manifestó que lamentan que esto pueda producir problemas en los medios de comunicación.

Según publicó la periodista, de 628 párrafos que tiene la tesis “El presidencialismo mexicano y Álvaro Obregón”, al menos 197 fueron plagiados, es decir, un 28.8%. En muchos de estos casos no se cita, en otros, los autores ni siquiera son mencionados en las referencias bibliográficas.

En la investigación se pudo observar que entre el documento y libros publicados con anterioridad existían párrafos exactamente idénticos. El caso que más sobresale tiene relación con las similitudes a el libro “Estudios de Derecho Constitucional” del expresidente Miguel de la Madrid. Según el grupo de investigadores, Peña Nieto copió 20 párrafos de esta obra, y nunca mencionó a su antecesor.

El reportaje, que muestra ejemplos de los extractos plagiados, es publicado en el peor momento del mandato del presidente, quien cuenta con el índice de popularidad más bajo.

Este no es el primer escándalo en el que se ve envuelto el mandatario. En el 2014 salió a la luz, también gracias al equipo de Aristegui, el llamado caso de “La Casa blanca”. Peña Nieto habría comprado una lujosa mansión a una compañía que posteriormente ganó jugosos contratos con el gobierno.