Tribunal Supremo de Venezuela sesionará desde la OEA

Tribunal Supremo de Venezuela sesionará desde la OEA

13 de octubre del 2017

El Tribunal Supremo de Venezuela nombrado por el Parlamento, de mayoría opositora, celebrará sus sesiones en la Organización de los Estados Americanos (OEA), en Colombia y en una oficina privada en Washington, ya que sus miembros están perseguidos por la Justicia de su país.

Así lo explicó a un grupo de medios Miguel Ángel Martín, presidente del Supremo paralelo que se “instaló” hoy en el Salón de las Américas de la OEA, con el apoyo rotundo del secretario general del organismo, Luis Almagro, y el rechazo de los embajadores de los países miembros, que no asistieron.

El Supremo opositor celebra ahora, además, su primera sesión de trabajo en el Salón Miranda de la sede del organismo continental y la próxima semana hará otra reunión en Colombia, en un lugar por determinar.

La “sede” de este Supremo paralelo al oficial en Venezuela no será la OEA, sino “una oficina privada” en la ciudad de Washington, precisó Martín.

No obstante, el magistrado respondió afirmativamente cuando se le preguntó si volverán a celebrar reuniones de trabajo en las instalaciones de la OEA, como la que tiene lugar hoy en el Salón Miranda tras el acto de instalación, al que asistieron decenas de figuras de la oposición y simpatizantes.

Sobre los temas prioritarios para este tribunal, Martín no profundizó pero sí dejó claro que el objetivo fundamental son “los derechos humanos” y, en concreto, “la apertura de un canal humanitario”, aunque no precisó si trabajarán con algún organismo internacional al respecto.

Almagro no solo cedió el salón más ilustre de la OEA para la formación del Supremo paralelo, sino que estuvo en primera fila durante el evento y pronunció un enérgico discurso a favor del nuevo órgano de justicia y en contra del oficial en Venezuela.

“Los magistrados  del Supremo opositor tienen la fundamental tarea de dar sentido a la Justicia nuevamente en el país, una Justicia que ha sido esquiva para los venezolanos, inexistente para los venezolanos, definitivamente atropellada por los abusos y arbitrariedades del régimen”, dijo Luis Almagro.

“El TSJ (oficial) es hijo de la Asamblea Nacional Constituyente y definitivamente está deslegitimado por sus acciones contra la democracia, sus abusos y arbitrariedad contra el Estado de derecho y los derechos humanos”, agregó.

Almagro no precisó de qué forma va a trabajar el Supremo opositor, si celebrará sesiones en las instalaciones de la OEA, como los magistrados confirmaron al término del evento y comenzaron a hacer inmediatamente tras la ceremonia. Solo dijo que “el comienzo de sus trabajos abre un camino a la institucionalidad venezolana”, sin especificar dónde y cómo efectuarán esa labor.

Venezuela responde

Por su parte el Tribunal Supremo de Justicia (Oficial) de Venezuela calificó hoy de “golpe judicial” la instalación del tribunal paralelo a ese órgano en la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA), que estará compuesto por magistrados nombrados por el Parlamento venezolano, de mayoría opositora.

“Condenamos firmemente este intento de Golpe Judicial y nos mantendremos firmes en la defensa de la Soberanía y de nuestras instituciones”, dice un comunicado del Supremo venezolano, firmado por el presidente del máximo tribunal, Maikel Moreno.

La Asamblea Nacional de Venezuela (Parlamento) designó en julio a 33 magistrados para el TSJ, con la idea de que reemplacen a 33 jueces en ejercicio de esa instancia al considerar que están al servicio del Gobierno y que fueron nombrados con graves irregularidades