El testimonio no tan “leal” de exdirector del FBI, James Comey

8 de junio del 2017

Comey se declaró estupefacto por las solicitudes que Trump que le hizo en privado

El testimonio no tan “leal” de exdirector del FBI, James Comey

Foto: Wikipedia

El exjefe del Buró Federal de Investigaciones (FBI) James Comey habló ante el Comité de Inteligencia del Senado de Estados Unidos que investiga la influencia rusa en la última campaña presidencial, donde confirmó, tras varias versiones previas que el presidente Donald Trump le pidió “lealtad” en relación con la investigación.

Ante el pedido pedido de Trump de abandonar la investigación sobre Flynn porque “estaba estupefacto”

afirmó que ante la insinuación de Trump de abandonar la investigación sobre el ex asesor de seguridad nacional Michael Flynn, no lo rechazó de inmediato porque  “estaba estupefacto”. Agregó que lo interpretó como “una orden”, y detalló que fue durante una reunión a solas con el presidente de los Estados Unidos.

Comey rechazó en calificar las órdenes que recibió del presidente Donald Trump como “obstrucción a la Justicia”, pero sí las consideró muy “perturbadoras y preocupantes”. Por esto decidió hacer un registro escrito ya que “Sabía que podría llegar un día en que pudiera necesitar un registro de lo que pasó no sólo para defenderme, sino para defender al FBI”.

Comey dice creer que Trump “buscaba obtener algo a cambio de conceder mi pedido de continuar en el puesto”.

El exfuncionario del FBI aclaró que Trump había reconocido su buen desempeño al frente del FBI, incluso hubo un momento en el que el mandatario le susurró en la Casa Blanca, que “estaba deseando” empezar a trabajar con él. Comey cree que fue despedido “Tal vez por la forma en la que dirigía la investigación rusa y la presión que esto ejercía sobre él”.

En la tarde, Comey hablará a los senadores en sesión secreta.

Con esta audiencia el presidente Trump  regresa al ojo del huracán por sus supuestos lazos ocultos con Rusia, antes y durante su presidencia. Ya en mayo pasado Trump había defendido su derecho a compartir información con dicho país, luego del debate que se generó por las acusaciones de que compartió información clasificada con diplomáticos rusos en su reunión con el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergéi Lavrov.

El mandatario designó ayer, meses después, al exfuncionario del Departamento de Justicia, Christopher Wray, como nuevo director del FBI, en reemplazo de Comey.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO