Capturado vicepresidente de Ecuador por caso Odebrecht

vicepresidente de Ecuador

Capturado vicepresidente de Ecuador por caso Odebrecht

3 de octubre del 2017

El juez de la Corte Nacional Miguel Jurado, ordenó la captura inmediata  contra el vicepresidente de Ecuador Jorge Glas,  por  presuntamente haber participado en una asociación ilícita, dentro del caso de la multinacional brasileña que ha salpicado a varios países de la región, incluido Colombia.

Glas fue detenido en Guayaquil y posteriormente trasladado a Quito en un avión de la Fuerza Aérea Ecuatoriana. En el vuelo estuvo acompañado por su tío Ricardo Rivera, también sospechoso de estar vinculado en el escándalo de Odebrecht por corrupción, al parecer el vicepresidente recibió al menos 13 millones de dólares en sobornos.

Tras aterrizar en el aeropuerto Mariscal Sucre, a unos 20 kilómetros de Quito, Glas fue llevado a la prisión en el norte de Quito, custodiado por varios vehículos. Un grupo de seguidores con banderas del movimiento de izquierda Alianza País le manifestaron su apoyo al vicepresidente, mientras la Policía mantenía la zona acordonada para impedir que se acercaran a la cárcel.

Por su parte, el vicepresidente sigue negando cualquier relación con la red de sobornos de la constructora brasileña. Según él, por esto el pasado lunes decidió entregarse a la Policía en su lugar de residencia, después de que el juez de la Corte Nacional de Justicia le dictara prisión preventiva.

Poco antes de recibir la orden judicial, el vicepresidente se dirigió a la ciudadanía en un vídeo en el que le pidió a sus militantes seguir luchando por la “revolución”. También aseguró que luchará “por la verdad y por la justicia, que es la verdad y la justicia de todo un pueblo, de todo el pueblo ecuatoriano”, dijo Glas.

Sin embargo, una nueva información procedente de Estados Unidos proveniente de declaraciones que entregó el gerente de Odebrecht en Ecuador, José Conceição Santos Filho, sobre el caso de multinacional, abre la posibilidad de que Glas y su tío Rivera sean acusados del delito de cohecho.

Mientras las investigaciones continúan las cuentas del vicepresidente ecuatoriano fueron congeladas y se le prohibió manipular sus bienes.