El yerno de Trump niega colusión con Rusia

Foto: Shutterstock

El yerno de Trump niega colusión con Rusia

24 de Julio del 2017

El yerno y asesor del presidente estadounidense, Donald Trump, Jared Kushner, negó haber planteado al embajador ruso en EEUU, Serguéi Kisliak, la creación de un canal secreto y protegido para las comunicaciones entre Moscú y Washington.

“No sugerí un canal secreto de comunicación”, dijo en una declaración a los comités del Congreso; además desmintió colusión con las autoridades rusas durante la campaña electoral en EEUU. “No coludí ni conocí a nadie en la campaña que coludiera con un Gobierno extranjero”, señaló y subrayó que “apenas hubo” contactos con los representantes rusos.

“El registro y los documentos que presento muestran que como mucho tuve cuatro contactos con los representantes rusos”.

Sin embargo, Kushner también reconoció cuatro contactos con funcionarios rusos, pero negó que fueran para una colusión. “Los embajadores expresaron interés en crear una relación positiva si ganábamos las elecciones”, asegura Kushner.

“Cada encuentro duró menos de un minuto, algunos (de los embajadores) me dieron sus tarjetas de presentación y me invitaron a almorzar en sus embajadas. Nunca acepté ninguna de estas invitaciones y ese fue el alcance de las interacciones”, defiende Kushner.

El periódico The Washington Post informó a finales de mayo que Kushner habría planteado a Kisliak la creación de un canal secreto y protegido para las comunicaciones entre Moscú y Washington. Según funcionarios familiarizados con datos de la inteligencia estadounidense, Kushner hizo esa propuesta en un encuentro con Kisliak que tuvo lugar en la Torre Trump el 1 o el 2 de diciembre, a falta de un mes y medio para de la investidura de su suegro como nuevo presidente de EEUU.

A la reunión también asistió el ya exasesor de Seguridad Nacional de Trump, Michael Flynn, indica el rotativo, al destacar que el diplomático ruso quedó “desconcertado” ante la sugerencia de Kushner de utilizar la embajada o el consulado de Rusia para las comunicaciones secretas entre ambos Gobiernos.

Los medios estadounidenses comunicaron previamente que Kushner es objeto de una investigación del FBI en el marco del caso de los supuestos “vínculos con Rusia”.

La existencia de los presuntos lazos Trump-Rusia, de los que no se han presentado prueba alguna, fue desmentida en repetidas ocasiones tanto por el Kremlin como por la Casa Blanca.

Este lunes, Jared Kushner testificará ante el Comité de Inteligencia del Senado por los contactos que mantuvo con funcionarios rusos durante la campaña presidencial

Rechazo por posibles sanciones de EE.UU. a Rusia

El sábado, las dos cámaras del Congreso estadounidense acordaron un proyecto de ley sobre nuevas restricciones a Rusia.

La normativa estadounidense deja la puerta abierta a las sanciones contra las compañías europeas por colaborar con Moscú en el sector energético, en concreto en el proyecto Nord Stream 2 que conecta a Rusia y Alemania por el fondo del mar Báltico.

En la mira estarían los cinco gigantes energéticos europeos ENGIE, OMV, Shell, Uniper y Wintershall que a finales de abril firmaron sendos acuerdos con la compañía rusa Gazprom para financiar el 50 por ciento de la infraestructura, evaluada en 9.500 millones de euros.

Además de la prohibición de entrada y la congelación de activos para decenas de cargos públicos y empresarios, Occidente prohíbe exportar a Rusia armas, productos de doble uso y tecnologías para la producción de hidrocarburos y no permite a los bancos rusos financiarse a largo plazo.

La Cámara baja norteamericana votará la normativa el martes, posteriormente lo hará el Senado y finalmente deberá ser promulgado por el presidente Donald Trump.

Cabe recordar que la Unión Europea, EE.UU. y algunos países de su órbita impusieron sanciones a Rusia en marzo de 2014 por su actuación en la crisis de Ucrania y lo que califican de “anexión ilegal” de Crimea.

La Comisión Europea reiteró su preocupación por las nuevas sanciones unilaterales que Estados Unidos prepara contra Rusia y que podrían afectar a las compañías europeas.

“Estamos siguiendo ese proceso con preocupación desde el punto de vista de la independencia energética de la Unión Europea (UE) y de nuestros intereses de seguridad energética”, dijo este lunes el portavoz del Ejecutivo europeo, el griego Margaritis Schinas.

El funcionario indicó que el bloque comunitario está activando todos los canales diplomáticos para debatir su inquietud con los estadounidenses.

Rusia, por su parte, cuestionó la retórica de las sanciones de Estados Unidos.

“Mantenemos un rechazo rotundo respecto al tema de las sanciones, sobre todo, las nuevas iniciativas que ahora se promueven tanto en el Congreso como en el Senado”, dijo el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Tras calificar estos actos estadounidenses de contraproducentes, el funcionario advirtió que en caso de aprobarse el proyecto de ley potencialmente “perjudicará los intereses de terceros países con los que Rusia sigue desarrollando relaciones económicas y comerciales bilaterales a pesar de las tendencias negativas”.

En cuanto a una posible respuesta de Moscú al nuevo paquete de sanciones, el portavoz del Kremlin se mostró cauteloso.

“Consideramos inoportuno hacer conjeturas de cualquier tipo; sería contraproducente hablar de respuestas eventuales sin tener claras las decisiones adoptadas o descartadas, no lo vamos a hacer”, zanjó.

Con información de Sputnik Noticias.