Las condiciones del ELN para un cese al fuego

Eln, mesa de diálogos con el Gobierno.

Las condiciones del ELN para un cese al fuego

3 de Julio del 2017

El ELN dio a conocer sus condiciones para que se dé un cese al fuego bilatera, un tema del que se ha hablado apliamente últimamente y que se encuentra en diálogo en la mesa de conversaciones en Quito.

Así lo dio a conocer en un comunicado, en el que reiteró “su voluntad de avanzar hacia un cese al fuego bilateral” y aseguró que “espera del gobierno un compromiso serio a la hora de pactar una suspensión de las afecciones a la población”.

El pasado viernes, el Gobierno y el ELN, anunciaron la posibilidad de pactar un cese al fuego bilateral, y este es el nuevo tema a discusión en la mesa en Quito, donde los que los guerrilleros, por primera vez, se mostraron abiertos a abandonar los secuestros.

En el comunicado dieron a conocer cinco condiciones que acompañen al cese de actividades ofensivas entre las dos partes, con el fin de que “rebajen la intensidad del conflicto y beneficien a la población. Las condiciones exigidas por el grupo guerrillero son que se cese:

– La agresión contra el movimiento popular y las tendencias políticas que están por los cambios en Colombia, y tomar medidas concretas frente a las autoridades y los mandos de la fuerza pública, que están aliados con el paramilitarismo.

– El incumplimiento de acuerdos de garantías en Derechos Humanos, adquiridos con el movimiento social.

– Las acciones que provocan confinamiento, desplazamiento, bloqueo y control de alimentos, medicamentos y bienes necesarios para el trabajo y supervivencia de las comunidades.

– La judicialización de los lideres sociales y de la protesta social.

– El hacinamiento infrahumano de la población carcelaria, con medidas efectivas de alivio humanitario.

Por su parte, el gobierno ha condicionado con anterioridad el cese al fuego a que el grupo insurgente abandone los secuestros, atentados a infraestructuras energéticas y petroleras, extorsiones, entre otras acciones.

Además, le han pedido al ELN “detener los combates entre la Fuerza Pública y la insurgencia es significativo, pero lo es aún más el cese de hostilidades contra las personas y los bienes civiles. De allí que para el Gobierno es imperativo que cesen el secuestro, la extorsión y la toma de rehenes, pero también el reclutamiento de menores; y los ataques a la infraestructura y a los oleoductos, que son bienes protegidos por el Derecho Internacional Humanitario”.