ELN precisa que cese al fuego va hasta el 9 de enero

Foto: @Eln_voces

ELN precisa que cese al fuego va hasta el 9 de enero

24 de septiembre del 2017

A partir del 1 de octubre se empezará a implementar el cese el fuego bilateral pactado entre el Gobierno Nacional y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), así lo dio a conocer esa organización en un comunicado.

Este cese estará vigente desde el 1 de octubre hasta el 9 de enero y no hasta el 12 de ese mes, como había informado el gobierno en días anteriores.

Según informó el grupo guerrillero, esta medida busca rebajar la intensidad del conflicto armado y que sea la población la más beneficiada con suspender los enfrentamientos.

El ELN sostiene también que con la tregua se busca que despegue la participación masiva de la sociedad, como sujeto protagónico de los cambios.

Durante este tiempo de tregua entre ambas partes, será la Organización de Naciones Unidas (ONU) la que se encargue de verificar el cumplimiento del pacto de no agresión.

El comunicado del ELN señala que ‘en este inicio, no habrá separación de fuerzas y cada parte mantendrá su plena movilidad; contando con la veeduría y verificación de la ONU, la Conferencia Episcopal de Colombia y las organizaciones sociales’.

Se espera que durante este cese de hostilidades, disminuyan los actos de violencias que ha perpetrado esta organización ilegal.

La organización también manifestó que está  trabajando en la redacción de reglamentos y protocolos para garantizar que “el domingo primero de octubre pueda iniciar el cese al fuego bilateral contando con reglas claras”.

Uno de los objetivos que se ha venido trabajando en la agenda de conversaciones es “erradicar la violencia en la política”, para que no haya persecución política, se deje de usar la violencia como control social y de aplicar la represión ilegal.

Con el diálogo de paz con el ELN, el gobierno de Santos espera alcanzar la “paz completa”. Si se logra un acuerdo como el fijado con las Farc, se lograría poner fin a más de 50 años del conflicto que involucra a guerrillas, paramilitares y agentes estatales.

La guerra en Colombia ha dejado un saldo trágico de 260.000 muertos, 60.000 desaparecidos y 7,1 millones de desplazados.