Siguen alertas por inundación en Antioquia

Foto: Gobernación de Antioquia

Siguen alertas por inundación en Antioquia

27 de junio del 2017

Aunque en algunos territorios del departamento de Antioquia ya inició el verano, en otros continúan las alertas, en diferentes niveles, porque persisten las lluvias. Por eso el Departamento Administrativo del Sistema para la Prevención, Atención y Recuperación de Desastres – Dapard – pide a las comunidades seguir muy atentas a las crecientes de los ríos y quebradas de todo el territorio.

Margarita Moncada, directora (e) del Dapard, explicó que hay 60 alertas por deslizamiento en todo el departamento. Santafé de Antioquia es el municipio más vulnerable y le siguen Yolombó, Carolina del Príncipe, Gómez Plata, Santa Rosa de Osos, Yondó y Venecia.

En cuando a la alerta por inundaciones por las crecientes súbitas de los ríos se extremó en nueve municipios del Golfo de Urabá y en Yondó, Puerto Berrío y Nechí. En esta última localidad, recordó la funcionaria, persiste la atención a los habitantes porque no se han podido tapar las entredas de agua debido al nivel del río.

Además, debido al alto nivel del embalse San Lorenzo, en San Roque, se informó a las comunidades de Puerto Nare, San Carlos y Caracolí que puede haber un incremento del nivel de las aguas.

También, manifestó Moncada, “inició la temporada de huracanes que se extiende hasta noviembre, por eso la zona de Urabá y costera debe activar sus consejos municipales de gestión del riesgo y desastres, y la capitanía de puertos estará pendiente y activa para evitar emergencias”.

Foto: Alcaldía de Nechí

Foto: Alcaldía de Nechí

Temporada de lluvias en cifras

De acuerdo con el Dapard, la primera temporada de lluvias en todo el departamento de Antioquia produjo 374 eventos que dejaron 110 municipios afectados por inundaciones, 24 personas muertas, 11.800 familias damnificadas, 42.300 danmificados, 47 viviendas destruidas y 416 averiadas.

En Valdivia, por condiciones geológicas y climáticas, fue imposible continuar con la búsqueda dos personas desaparecidas en un deslizamiento.

La entidad también informó que la temporada dejó 49.153 hectáreas de cultivos de arroz, maíz, plátano, yuca, banano, caña, frutales, café y piscicultura perdidos, que representa un impacto negativo entre los campesinos, pues se afecta la seguridad económica y alimentaria de esta población.

Para atender estas emergencias el Dapard y la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres –Ungrd- invirtieron 15.000 millones de pesos.

Según la directora Margarita Moncada, durante la atención a los damnificados de todo el departamento se ha distribuido kits de alimentos, de aseo, de cocina y escolares, además de hamacas, cobijas, colchonetas, tejas de zinc y cemento.

Y ahora, que inicia la termporada seca, la funcionaria aseguró que todos los mecanismos de emergencias de los municipios se han activado para evitar los incendios forestales, judicializar a los pirómanos, adelantar campañas educativas con las comunidades para el uso mesurado del agua y principalmente adoptar medidas para la prevención de incendios.