En marcha proyecto ‘Fronteras de selva y mar de paz’

Foto: Ministerio de Medio Ambiente

En marcha proyecto ‘Fronteras de selva y mar de paz’

12 de abril del 2017

En el coliseo de Bahía Solano, en Chocó, fue lanzado el proyecto Fronteras de selva y mar para la paz que, con una inversión de 4 millones de euros, brindará mayor calidad de vida a 3.000 pescadores afros y mestizos y 1.900 familias productoras agrícolas de este municipio, Nuquí y Juradó, en el norte de este departamento.

Esta iniciativa tiene el apoyo de la Unión Europea y el Instituto de Investigaciones Ambientales del Pacifico (IIAP) y es la segunda de cuatro que se podrán en marcha como parte de la política de desarrollo rural integral con enfoque territorial que es dirigida por el Ministerio de Agricultura. Las otras poblaciones beneficiadas están ubicadas en la Macarena, Tierradentro y el norte del Valle.

Su objetivo es fortalecer las economías locales, ordenar el territorio, contribuir al cierre de las brechas sociales y culturales y promover la cohesión social.

“Este proyecto es fundamental para el cambio que Colombia está atravesando en el posconflicto ya que permitirá generar nuevas oportunidades y esperanzas de vida a todas las personas de estos municipios”, afirmó Mauricio Mira director de oficina de Negocios Verdes, representante del Ministerio de Ambiente en el proyecto.

En el evento participaron la Secretaría de Desarrollo Económico de Bahía Solano, el Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, Gobernanza y Desarrollo Social, y el delegado de la Unión Europea, Eamon Gilmore.

“Se lo difícil que es vivir de la tierra y del mar, pero también sé que la gente que vive de ellos nunca se rinden siempre siguen intentándolo. Si la pesca es pequeña el día de hoy, vuelven a salir al mar el día siguiente. Si fracasan los cultivos, al año siguiente vuelven a intentarlo. Y estas son las cualidades que se necesitan en este momento de implementación de la paz en Colombia”, aseguró Gilmore en el acto.

El Ministerio de Ambiente fue el encargado de estructurar puntos claves del proyecto como: las alternativas productivas, los negocios verdes, el turismo de naturaleza, la pesca sostenible y cerca de 15 nuevos emprendimientos verdes basados en la biodiversidad local.

Hasta el momento se ha avanzado en conocer las características del territorio y encontrar el camino correcto para direccionar el capital humano y los recursos, a partir del trabajo con las asociaciones municipales, dirigidas por madres cabezas de familia, líderes del turismo comunitario, mujeres indígenas, lideres afro, pescadores y jóvenes que trabajan por la cultura de su territorio.

En 30 meses se darán a conocer los resultados del proyecto. Se espera que sea la semilla del desarrollo sostenible entre las comunidades de esta zona del norte del Chocó y de los demás territorios benefiados.