En Villamaría, Caldas, votarán para revocar a su alcalde

Foto: @AlcaldiaVillamaria

En Villamaría, Caldas, votarán para revocar a su alcalde

9 de agosto del 2017

El problema que tiene al alcalde de Villamaría, en Caldas, a pocos pasos de ser expulsado de su cargo comenzó cuando varios comerciantes de este municipio manifestaron su inconformidad con el “decreto de amanecida”, el cual restringe el horario nocturno de establecimientos como bares y discotecas, y todo aquel sitio donde se comercialice bebidas alcohólicas.

El alcalde Juan Alejandro Holguín alega que hasta ahora la medida tomada ha traído bastantes beneficios a Villamaría, sin embargo los habitantes que hacen parte del comité promotor de la revocatoria aseguran que su gestión no ha sido la mejor.

Por eso, luego de que la Registraduría Nacional del Estado Civil notificara a todas las partes sobre el proceso de revocatoria del alcalde, el gobernador de Caldas, Guido Gutiérrez, tiene máximo dos meses para convocar a elecciones.

En relación a la fecha para las votaciones, el secretario jurídico del departamento, Alejandro Franco Castaño, puntualizó: “La fecha que se ha dispuesto es el domingo 10 de septiembre de 2017, día en el cual se decidirá en jornada de votación si prospera o no la revocatoria del mandato, en este caso, promovida por los ciudadanos miembros del comité promotor de la revocatoria de mandato”.

En el caso de que los habitantes definan que sí quieren remover a su mandatario del poder, este sería el primer caso en el país en que un alcalde abandone su cargo por mandato popular.

Además, es el primer mandatario local de Caldas que quiere ser retirado de su puesto por medio de

Para lograrlo haría falta al menos la mitad más uno de los habitantes habilitados para ejercer su derecho al voto, elijan que no quieren darle continuidad a la administración de Juan Alejandro Holguín.

Este municipio, ubicado al extremo sur del departamento de Caldas, cuenta en la actualidad con casi 57.000 habitantes. Sólo podrán participar aquellas personas que ya tengan su cédula inscrita, es decir, unas 38.534 personas. Esto indicaría que se necesitan un poco menos de 20.000 votos para expulsar al alcalde de su despacho.