‘Enfermero de las Farc’ irá a juicio por sus crímenes

22 de junio del 2017

Por los cientos de abortos que realizó, entre otros crímenes, el ‘Enfermero de las Farc’ ha sido llamado a juicio por la Fiscalía general de la nación

‘Enfermero de las Farc’ irá a juicio por sus crímenes

Héctor Albedis Arboleda, conocido como el ‘enfermero de las Farc’ ha sido llamado por la justicia para que responda por los cientos de abortos hechos a mujeres y a menores de edad mientras estaba en las filas de la guerrilla.

La Fiscalía General de la Nación le imputó 5 delitos. Aborto, homicidio en persona protegida, tentativa de homicidio, tortura y concierto para delinquir son algunos de los crímenes por los que tendrá que responder este hombre de 41 años, extraditado el 9 de marzo desde España.

Las principales pruebas que existen en contra del guerrillero son una serie de testimonios recogidos por el ente investigador, y en los que se puede notar la forma, cruel e inhumana, que tenía el ‘enfermero’ para practicar distintos procedimientos.

Arboleda fue capturado el 15 de octubre de 2015 en Madrid. Luego fue puesto en libertad con la restricción de salir de ese país mientras se aclaraba su situación con las autoridades. Fue así como el 9 de marzo de  2017, fue enviado a Colombia para que respondiera por su acción en las filas de las Farc entre 1998 y 2004.

Entre los documentos que hay en contra del ‘enfermero’ puede leerse que “Algunas de ellas fallecieron poco después al no recibir los tratamientos adecuados. Estas mujeres eran obligadas a abortas en contra de su voluntad bajo la amenaza de ser fusiladas”.

De acuerdo con esos mismos testimonios, publicados ya en algunos medios nacionales, Arboleda, les decía a las mujeres que no podían tener hijos mientras estuvieran en las filas de ese grupo armado. Fue así como muchas de sus víctimas eran menores de edad.

Una mujer dijo que “mi bebé, un varoncito, nació con vida, porque sentí que le palpitaba el corazón y movía las manitos. Escuché cuando Héctor le dijo a una señora que lo metiera en una bolsa y lo tirara al río. Lloré en silencio, sentí mucho miedo”.

En otro se puede leer que “no sabía que era estar embarazada, tenía 13 años. Ese ‘médico’ me dijo que no podía tener el bebé. Entré en llanto y le supliqué, le dije, que lo quería tener y fue cuando me aplicó un medicamento que me puso a dormir. Cuando desperté las sabanas estaban manchadas de sangre y vi una cubeta blanca llena de pinzas”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO