Engañó a su mejor amiga para tener sexo con ella

Engañó a su mejor amiga para tener sexo con ella

17 de septiembre del 2015

Roger Dutton, juez de la ciudad británica de Chester, no daba a crédito al caso que llegó a su estado. Pero así, incrédulo y todo, tuvo que tomar una decisión y declarar culpable de abuso sexual a Gayle Newland.

Resulta que la joven de 25 años se hizo pasar como un hombre, engañó a su mejor amiga y la convenció para tener relaciones sexuales.

La amiga de Gayle Newland, de la que se desconoce su nombre, creó un perfil falso en redes sociales, contactó a su amiga y le hizo creer que tenía un tumor cerebral y que le habían quedado cicatrices horribles en la cara, por esa razón nunca le mostró su rostro. Nunca se encontraron con la cara descubierta  a pesar de que tuvieron diez encuentros sexuales durante cuatro meses.

La pregunta del jurado, ocho mujeres y cuatro hombres, presentes en el juicio fue recurrente. ¿Nunca se dio cuenta que Gayle Newland no tenía pene? No.

Kye Fortune, como se hizo llamar la joven de 25 años, se puso una prótesis peneana que nunca fue descubierta, nunca hasta ese último encuentro. Kye le pidió que le practicara sexo oral, pero “sus testículos no se sentían bien”, dijo la defensa de Gayle Newland.

Solo hasta ese día fue que Gayle se dio cuenta que era con su amiga con la que había estado teniendo relaciones sexuales. El engaño lo completo con unos pechos apretados con unas vendas, y un sombrero.

“Cada vez que me encontraba con Kye, o tenía la máscara puesta o él me esperaba afuera hasta que yo me la pusiera. Estaba tan desesperada por ser amada. Es patético, pero estaba tan desesperada por el amor… tan desesperada”, insistió la chica ante el tribunal. Gayle, en cambio, aseguró que su amiga miente y que siempre supo que se acostaba con ella.

“Van a escuchar cosas que ustedes no habrían discutido con una persona amada y mucho menos con un extraño”, les advirtió el juez, Roger Dutton, a los miembros del jurado

Según publicó el diario británico The Guardin, la amiga contó que se relacionó con Kye (Gayle en realidad) durante dos años y medio en Internet, y que pasaron más de 100 horas juntos, pero ella siempre tenía los ojos tapados, con una especie de máscara hecha con un antifaz para dormir y una bufanda. La usaba incluso cuando viajaban en el auto del supuesto “chico” o miraban una película juntos.

En noviembre le fijarán una pena, que puede ser de prisión. “¿Cómo me van a mandar presa por algo que no hice?”, insistió Gayle/Kye.