Las condiciones del EPL para iniciar diálogos de paz

4 de octubre del 2017

Piden desmontar el ESMAD y el cese bilateral del fuego

Las condiciones del EPL para iniciar diálogos de paz

“La disposición de diálogo siempre ha sido verdadera”, dice la carta que el Ejército Popular de Liberación (EPL) le envió al presidente Juan Manuel Santos en la que el grupo guerrillero, que tiene asentamiento en el Catatumbo, Norte de Santander, establece parámetros para poder comenzar el proceso de paz con el Gobierno.

Entre las “condiciones mínimas” que el EPL pide para iniciar los diálogos de paz con el Gobierno, se encuentran: establecer el cese bilateral del fuego y las hostilidades con verificación internacional, que se desmonte el ESMAD y se suprima la militarización de las zonas de conflicto.

En la misiva, el grupo guerrillero también solicita que se convoque a una Asamblea Nacional Constituyente que “permita con la más amplia participación y representación del pueblo, las organizaciones y fuerzas vivas del país la aprobación de una Nueva Constitución Política, que siente las bases democráticas para las reformas y la paz con justicia social que reclama la nación entera”.

También expresaron su preocupación por la situación del país. Por esto, exigen que no se penalice la protesta social y que los funcionarios del Estado inmersos en casos de falsos positivos sean castigados.

Así mismo señalan, que para exponer sus propuestas y discutirlas con el gobierno proponen que ,como se hizo con las Farc, se haga un debate nacional con participación popular para tratar los temas como el empleo, la salud, la educación, el bienestar social, la protección del campo, entre otros.

Según el EPL, el Estado ha incumplido con lo pactado con las Farc. Por lo tanto, se han presentado nuevamente paros y protestas debido a que las políticas públicas siguen siendo excluyentes y van en contra de los derechos y las libertades de las comunidades.

“Llama la atención el sinnúmero de críticas y obstáculos que colocan a diario el Ejecutivo, el Congreso, las Altas Cortes, la Fiscalía General de la Nación, los organismos de control, los viejos y los nuevos partidos de la institucionalidad a la implementación de los Acuerdos firmados, así como la negativa a aprobar las tibias reformas que plantean estos Acuerdos”, concluye la carta.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO