Estados Unidos aumentará aranceles a 1300 productos chinos

Estados Unidos aumentará aranceles a 1300 productos chinos

4 de abril del 2018

Unos mil 300 productos chinos estarán incluidos en la lista de un arancel de 25%. Robert Lighthizer, representante de Comercio Internacional de Estados Unidos, presentó una lista de mil 300 productos chinos que serán cargados con el 25% de aranceles al ser importados. Las importaciones tienen un costo de 50 mil millones de dólares y la Casa Blanca alega que es una política para ajustar las desventajas comerciales que tiene Estados Unidos con China. 

Los productos incluidos en la lista incluyen minerales, elementos para la industria espacial, telecomunicaciones, baterías de litio, medicinas, herramientas y armas, entre otros.

https://ustr.gov/sites/default/files/files/Press/Releases/301FRN.pdf

Los bienes chinos representaron el año pasado 505 mil 600 millones de dólares, según estadísticas del Departamento de Comercio, con un aumento del 9% en comparación con el 2016. Las compañías estadounidenses exportaron 130 mil millones de dólares, 12% más que el año anterior.

Las compañías estadounidenses que comercializan con el mercado chino como Apple, IBM, General Electric y Goldman Sachs piensan que esta subida de aranceles se puede volver en su contra, ya que pueden elevarse los precios al consumidor.

Por su parte, la Cámara de Comercio de Estados Unidos manifestó estar de acuerdo con el establecimiento de medidas justas para crear competencias equilibradas pero no está de acuerdo en que los aranceles sean impuestos sin haber coordinado una estrategia de mercados a largo plazo. “Eso no hará más que dañar a las empresas, sus trabajoras y las familias”, declaran.

Según explicó Lighthizer la subida de los aranceles “se basan en un extenso análisis económico y va dirigido a productos que se benefician de la política industrial china”.

Hay un periodo de consultas de 30 días antes de que la ley de la subida de los aranceles sea vigente.

De inmediato China contestó tomando este anuncio como base para hacer lo mismo. Los chinos anunciaron que en caso de que Estados Unidos en efecto aumente los impuestos arancelarios ellos harán lo propio con productos como soya, autos, productos químicos, arenales, a los que se les aumentará igualmente el 25% arancel. La lista de los chinos tiene 106 productos y un valor de 50 mil millones de dólares, tal y como tienen de valor los productos estadounidenses. 

El Gobierno chino, a través de su primer ministro, Li Keqiang, se mostró partidario de que los dos países mantengan negociaciones para evitar una guerra comercial que podría perjudicar al resto de los países del mundo.

Ayer, en un encuentro con líderes de países balcánicos, Trump señaló que no está dispuesto a mantener el déficit comercial que su país mantiene con el gigante asiático.

“Tengo un gran respeto por el Presidente Xi (Jinping) (…). Pero tenemos un problema con China, tenemos un déficit comercial de US$ 500 mil millones al año. No podemos vivir con eso”, dijo el Mandatario. Y agregó: “Vamos a seguir trabajando con China, vamos a seguir negociando. Nuestra relación es muy buena y quiero mantenerla de esa forma, pero tenemos que hacer algo para disminuir ese déficit comercial”.

La Casa Blanca espera que los países de Europa los apoye. Es posible que Washington exija límites a la exportación de acero y aluminio europeo, un endurecimiento de las relaciones entre Europa y el gigante asiático, y que los socios de la Unión Europea (UE) aumenten el gasto público en defensa en línea con los objetivos de la OTAN (un 2% del PIB anual).

La Unión Europea no reaccionó de inmediato. Luego de las reuniones con el ministro alemán Peter Altmaier y de la comisaria europea Cecilia Malmström, la UE espera que Washington confirme cuanto antes la exención para Europa de los aranceles sobre el acero y el aluminio, que hubieran tenido un impacto sobre las exportaciones de esos dos productos (unos 6.000 millones de euros anuales conjuntos).

Como era de esperarse, la noticia de la subida de los aranceles entre las dos economías más importantes del mundo incidió en los mercados. Al abrir en Asia hoy miércoles, las principales bolsas tenían variaciones dispares: en Shanghái, el índice CSI300 subía en torno al 0,7%; en Hong Kong, el índice Hang Seng iba en alza con 0,3%. El Nikkei de Japón caía en torno al 0,1%, mientras que el Kospi de Corea del Sur, bajaba 0,4%.

El Dow Jones por su parte cerró con una tendencia leve a la subida, con 0.96 porcentual arriba, el S&P 500, con 1.14 arriba, igual que el Nasdaq, con 1.43. Al final, hubo correcciones y la noticia no incidió en los mercados de Estados Unidos negativamente.