EE.UU.: el país con el mayor número de niños detenidos

20 de noviembre del 2019

La cifra la entregó un experto de la ONU.

Estados Unidos, niños, libertad

Tomado de: Anadolu

Estados Unidos tiene la tasa más alta de niños detenidos en el mundo, dijo Manfred Nowak, un experto independiente que lidera el Estudio Global sobre Niños Privados de la Libertad de la ONU, en una conferencia de prensa este lunes.

“Estados Unidos es uno de los países con el mayor número (de niños detenidos), todavía tenemos más de 100.000 niños en detención relacionada con la migración en (EEUU)”, dijo Nowak.

“Por supuesto, separar a los niños de sus padres e incluso niños pequeños en la frontera entre México y Estados Unidos, como lo hizo la administración Trump, está absolutamente prohibido por la Convención sobre los Derechos del Niño”, dijo Nowak.

El funcionario agregó: “Yo lo llamaría un trato inhumano tanto para los padres como para los niños”.

“La forma en que separaban a los bebés de las familias solo para evitar la migración irregular de América Central a los Estados Unidos para mí constituye un trato inhumano, y eso está absolutamente prohibido por los dos tratados”, dijo el experto.

Según su estudio, EEUU detiene a un promedio de 60 de cada 100.000 niños en su sistema de justicia o en custodia relacionada con la inmigración.

El experto destacó que más de 7 millones de personas menores de 18 años están detenidas en la cárcel y bajo custodia policial en todo el mundo, 330.000 en centros de detención de inmigrantes.

Bolivia, Botswana y Sri Lanka siguen a los Estados Unidos con sus cifras altas de niños detenidos.

México también tiene números altos, con 18.000 niños en detención relacionada con la inmigración y 7.000 en cárceles, agregó, refiriéndose a México como el país donde la mayoría de los migrantes centroamericanos buscan asilo para los Estados Unidos.

Nowak también comparó la tasa de EEUU con un promedio de cinco por cada 100.000 niños en Europa occidental y 14-15 por cada 100.000 en Canadá.

Política de migración de Trump

Multitudes de inmigrantes de países centroamericanos tratan cada año cruzar desiertos y ríos en su camino a los Estados Unidos en un intento por huir de la violencia y la pobreza en sus países de origen.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha adoptado un enfoque radical frente a la migración, tanto legal como ilegal, desde que asumió su cargo y Washington firmó un acuerdo de un tercer país seguro con Guatemala a fines de julio y con El Salvador a mediados de septiembre.

El acuerdo de un tercer país seguro obliga a los migrantes centroamericanos a solicitar asilo en un país firmante y ser procesados en ese país antes de que puedan solicitarlo en Estados Unidos, a pesar de que, según la ley estadounidense, los inmigrantes pueden solicitar el asilo dentro de Estados Unidos o en puertos oficiales de entrada.

Si bien México rechazó dicho acuerdo, en junio llegó a otro con la administración de EEUU, luego de unas sanciones que obligan al país a reducir el flujo de inmigración.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO