Estados Unidos no le declaró la guerra a Corea del Norte

Estados Unidos no le declaró la guerra a Corea del Norte

25 de septiembre del 2017

Este lunes, desde la Casa Blanca, el gobierno de Estados Unidos desmintió que le haya declarado la guerra a Corea del Norte y ha asegurado que “sugerirlo es absurdo”, en respuesta a las declaraciones formuladas horas antes por el ministro de Exteriores norcoreano, Ri Yong Ho. 

Durante una rueda de prensa la portavoz Sarah Sanders rechazó la afirmación del canciller norcoreano. “No hemos declarado la guerra a Corea del Norte. Sinceramente, sugerirlo es absurdo”, aseguró.

Horas antes, el canciller norcoreano, Ri Yong-ho habría asegurado que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, le “declaró la guerra” a su país, por lo que afirmó que el régimen de Pyongyang se reserva el derecho de derribar aviones estadounidenses fuera de su espacio aéreo. 

“Trump proclamó que nuestro liderazgo no iba a permanecer mucho tiempo”, dijo el ministro Ri Yong-ho a la prensa afuera del hotel donde se hospeda en Nueva York. “Le declaró la guerra a nuestro país“, aseveró. 

Ri Yong-ho habría puesto sobre la  mesa las acciones que tomarían frente a la “amenaza” del gobierno de Trump. “Desde que Estados Unidos declaró la guerra a nuestro país, tendremos todo el derecho a tomar contramedidas, incluido el derecho a derribar bombarderos estadounidenses aunque no estén dentro del espacio aéreo de nuestro país”.

Frente a esto, Sanders añadió que “no es apropiado para ningún país derribar un avión de otro cuando está sobre aguas internacionales”.

No obstante, el gobierno estadounidense se mantiene en su objetivo de lograr la “desnuclearización” de la península de Corea, haciendo uso de la “máxima presión económica y diplomática”, añadió Sanders, sin referirse a la posibilidad de adoptar medidas militares.

Las tensiones entre Estados Unidos y Corea del Norte están lejos de disiparse. Pues además de las amenazas, el intercambio de términos despectivos entre los mandatarios aumenta constantemente la tensión entre los dos países.