Estadounidense, culpable de explotar sexualmente a niños en Camboya

30 de marzo del 2015

El hombre de 45 años planeó una ruta de turismo sexual.

Bandera-de-Estados-unidos, kienyke

Bandera-de-Estados-unidos, kienyke

La Justicia de Estados Unidos consideró el lunes culpable a un hombre de 45 años de explotar sexualmente durante cuatro años a niños en Camboya y tratar de crear una ruta de turismo sexual desde Estados Unidos a este país asiático, informó el Departamento de Justicia.

La audiencia para conocer a cuánto asciende la pena contra el procesado, Jason Jayavarman, la presidirá el juez del distrito de Alaska, Sharon L. Gleason, aunque todavía no se conoce la fecha, indicó el Departamento de Justicia en un comunicado.

Hasta que se dicte sentencia, Jayavarman permanecerá en prisión preventiva al haber sido ya condenado por explotación sexual y planear viajes para participar en conductas sexuales ilícitas en el extranjero.

Las pruebas presentadas durante el juicio mostraron que Jayavarman grabó diferentes vídeos, en los que se veía al procesado participando en actividades sexuales con menores en Camboya durante los 12 viajes que realizó al país, entre 2010 y su detención en 2013.

Los fiscales dieron a conocer un viaje que Jayavarman había planeado a Camboya para él y otras personas, con el objetivo de participar en actividades sexuales con niños de tan sólo 12 años de edad.

Una de las personas que viajó a Camboya en esa ocasión era un agente encubierto del Buró Federal de Investigación (FBI), que consiguió desenmascarar a Jayavarman.

Según las pruebas presentadas en el juicio, Jayavarman explicó al agente encubierto cómo preparar a un niño para el sexo, cómo escapar de la Justicia y cómo grabar “recuerdos” de alta calidad sobre los actos sexuales.

El FBI y el Departamento de Policía de Anchorage (Alaska), que se encargaron de la investigación, recibieron las primeras pistas sobre la actividad delictiva de Jayavarman gracias a un ciudadano anónimo.

*Con información de la Agencia EFE

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO