ETA anuncia disposición para la paz

ETA anuncia disposición para la paz

4 de mayo del 2018

Los promotores del fin de la violencia en el País Vasco se mantienen firmes en el objetivo de lograr una “paz justa y duradera” al tiempo que ratifican la desintegración de ETA en un encuentro internacional que se está celebrando este viernes 4 en la población vasco francesa de Kanbo, al norte de la frontera con España.

“Hoy creemos que hay condiciones para nuevos pasos relevantes que pueden contribuir a avanzar en nuestro último objetivo”, afirman los organizadores del evento internacional en Villa Arnaga, reconocida como el ´Versalles vasco´ por los impresionantes jardines de esta finca campestre de Kanbo.

El abogado sudafricano, Brian Currin, lideró el proceso de resolución del “último conflicto violento en Europa” con la llamada Declaración de Bruselas, de 2010.

Con este paso inicial se consolidó el Grupo Internacional de Contacto (GIC) de Currin y la Comisión Internacional de Verificación (CIV) del respeto de ETA con los principios y objetivos del proceso de paz y del sellado de sus armas y explosivos.

El anuncio de la tregua definitiva se produjo días después de la Declaración de Aiete, que reunió en 2011 en la capital donostiarra a seis líderes internacionales, desde Kofi Annan al dirigente republicano irlandés Gerry Adams o Jonathan Powell, principal negociador británico del proceso de paz irlandés.

“Allí (Aiete) subrayamos nuestra creencia de que el objetivo de lograr una paz justa y duradera del último conflicto violento en Europa era factible”, recuerda un portavoz del GIC.

El grupo de Currin renueva ahora su “compromiso con la paz en el País Vasco” y comparte con organizaciones cívicas y políticas de Euskal Herria el “propósito de colocar un nuevo hito en el camino de una paz justa y duradera”.

Los mediadores internacionales reconocen que el proceso “no ha sido fácil” y celebran la “clara determinación” de la sociedad vasca de “avanzar” hacia un futuro libre por fin de la amenaza de una organización que ha matado a más de 800 personas desde su fundación en 1959.

Presos, huidos y exiliados de ETA apoyaron la iniciativa de paz en sendas declaraciones en 2013.

Al año siguiente, la CIV avaló el compromiso de la banda con el fin de la violencia como herramienta política y en julio de 2017 dio por cumplido su “mandato de verificar el desarme de ETA”.

La organización ya desarmada anunció esta semana que ha desmantelado todas sus estructuras y ha superado su “ciclo histórico”.

Las siglas ETA (Euskadi Ta Askasuna) desaparecerán permanente y simbólicamente con la publicación, este viernes 4, de una nueva hoja de ruta para el País Vasco en la Declaración de Arnaga, en Kanbo.

Con información de Sputnik