Exalcalde de Bucaramanga fue enviado a prisión

Exalcalde de Bucaramanga fue enviado a prisión

18 de diciembre del 2017

Tras determinar que hubo irregularidades en la contratación por parte del exalcalde de Bucaramanga, Luis Francisco Bohórquez, este 17 de noviembre un juez  de control de garantías lo envió a la cárcel luego de más de 20 días de audiencia, por favorecer a feligreses de la iglesia cristiana Manantial de Amor.

La decisión tuvo a la Fiscalía como mediador, que, durante las audiencias de control de garantías, pidió darle medida de aseguramiento en centro carcelario a Bohórquez y a siete personas más que también estarían vinculadas a la investigación que adelantaron por las presuntas anomalías en la adjudicación de contratos a algunos feligreses de esa iglesia cristiana.

Según las diligencias que hizo la Fiscalía, se le imputó al exalcalde de Bucaramanga los delitos de contrato sin cumplimientos de requisitos legales, interés indebido en la celebración de contratos, peculado por apropiación, falsedad ideológica en documento privado y falsedad material en documento público.

Y es que de acuerdo con la investigación, varias personas cercanas al exalcalde de Bucaramanga, Luis Bohórquez, pertenecientes también a la iglesia Manantial de Amor, construyeron varias sociedades, para así poder adjudicarse varios contratos con la administración municipal, por una suma que asciende a los 15.000 millones de pesos. 

Para el ente acusador, Bohórquez violó el principio de selección objetiva. Además, se cree que incurrió en otras irregularidades como sobrecostos en los proyectos que ascienden a un 30%.

Aparte del hoy exalcalde de Bucaramanga, el exsecretario de Infraestructura de esa ciudad, Clemente León Olaya, además de Uriel Ávila Méndez, Óscar Mauricio Benavidez Toloza, Leonardo Luna Escalante, Diana Isabel Murillo Vega, Gloria Azucena Durán Valderrama y Uriel Enrique Parra también fueron enviados a prisión por estar implicados en la investigación.

Además, dos personas que estaban procesadas en los hechos, se les dictaminó libertad, pero de igual manera su proceso sigue vinculado a la investigación por el presunto delito de interés indebido por la celebración de contratos.