Aída Merlano se fugó de la cárcel

1 de octubre del 2019

Estaba en una cita médica al norte de Bogotá.

Aida Merlano

“Se nos fugó Aída Merlano”, se alcanza a escuchar en un audio que registra el momento cuando  la excongresista se evadió este primero de octubre, en Bogotá.

Merlano se encontraba de una cita médica en la calle 109 con, carrera Séptima, al norte de Bogotá. Arribó al al Centro Médico de la Sabana a las 11:35 de la mañana y para las 3 de la tarde, ya se había evadido.

Escuche las noticias más importantes del día:

Así lo confirmó el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec).

Escuche el momento en el que se informa la fuga de Aída Merlano:

Como de un guión de ficción

Según una fuente el Inpec, la exsenadora se encontraba en compañía de un guardia y un conductor; algo inusual, porque miembros de equipos especiales debían custodiarla. Al menos, es lo que aplica para condenados como ella.

Los custodios vieron salir solo al médico del consultorio, quien no ofreció mayor información sobre la suerte de Merlano. Emprendieron la búsqueda por el tercer piso del centro asistencial, hasta que dieron con una ventana, desde donde pendía una cuerda.

Merlano se movió más rápido que las autoridades y alcanzó a subirse a la moto de un domiciliario, que paró frente al lugar y se la llevó.

Foto: Inpec

La Corte Suprema le impuso 15 años de cárcel por los delitos de concierto para delinquir agravado, corrupción al sufragante, en calidad de coautora y tenencia ilegal de armas. Cumplía condena en cárcel El Buen Pastor.

Había sido condenada a 15 años de cárcel

Después de varios meses de investigaciones, la Corte Suprema condenó a Merlano, el pasado mes de septiembre, a 15 años de prisión. La mujer es conocida por estar involucrada en uno de los escándalos más grandes de compra de votos en Colombia.

Para conocer más del caso de Aída Merlano visite el Especial de Corrupción, producido por Kienyke.com

Merlano, quien militaba en el partido Conservador, fue detenida en marzo del 2018 por el señalamiento de delitos de concierto para delinquir agravado, corrupción al sufragante, en calidad de coautora y tenencia ilegal de armas.

La exsenadora no fue condenada por el delito de retención de cédulas, además no le fue aplicada la silla vacía en su curul.

Según el tribunal, se encontró evidencia de la existencia de una organización liderada por Merlano, que tenía como propósito “afectar la libertad de los electores”, a través del ofrecimiento y entrega de sumas de dinero a cambio de su voto.

Merlano ganó un puesto en el Senado de la República con una votación de 73.000 votos. Sin embargo, fue detenida ese mismo día en Casa Blanca Barranquilla, donde comenzó su proceso jurídico.

Las investigaciones contra Merlano se dieron después del caso conocido como ‘La Casa Blanca’, en donde las autoridades hallaron nueve computadores, cuatro armas de fuego, tres de ellas sin salvoconducto. Además, se encontraron $268’993.000 en efectivo, guardados en un cuarto destinado exclusivamente para eso y con los que la congresista habría comprado votos.

Además del efectivo, la Fiscalía halló dos documentos que demuestran una inversión de $1.730’000.000 millones de pesos, cuando el tope máximo para campañas electorales era de 884 millones de pesos.

Aparte de la sentencia que la privó, temporalmente, de libertad, la condenada tendría que realizar el pago de una multa equivalente a a 666,64 salarios mínimos legales mensuales.

Noticia en desarrollo.-

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO