Exsubdirector del DAS podría quedar en libertad

21 de diciembre del 2016

Un magistrado del Tribunal Superior de Bogotá ordenó la libertad de José Miguel Narváez

Exsubdirector del DAS podría quedar en libertad

El exsubdirector del DAS, José Miguel Narváez, podría quedar en libertad bajo una resolución de un magistrado del Tribunal Superior de Bogotá, quien resolvió una tutela a favor de la defensa del funcionario.

A pesar de que hace un mes otro magistrado de la entidad había aumentado su condena y negó la solicitud de apelación, el magistrado del Tribunal Superior de Bogotá, Jairo Agudelo Parra declaró el pasado 15 de diciembre la “cesación del procedimiento” y ordenó su libertad argumentando una supuesta prescripción de acción penal por los delitos de concierto para delinquir agravado y utilización ilícita de equipos transmisores y receptores.

Le puede interesar: Nuevos detalles se conocen en el caso de Yuliana Samboní

Narváez fue condenado el pasado 26 de julio a ocho años de prisión por su participación en el grupo G-3 que operaba en el interior del DAS, un organismo conformado para seguir ilegalmente a periodistas y defensores de derechos humanos entre los años 2003 y 2005, en el caso conocido como las Chuzadas del DAS. Durante el juicio se determinó que Narváez “ocupaba un papel protagónico en dicho grupo (G3) pues lo direccionaba y asesoraba, por lo que hacía presencia frecuentemente en las oficinas en las que funcionaba la entidad”.

Tan solo el juicio contra José Miguel Narváez tuvo una duración de cinco años y después del mismo, el abogado apeló la decisión que terminó en un aumento de condena de 94,5 a 106,5 meses de prisión. Por esto, las víctimas alegan falta de garantías y lo inaudito de la decisión, considerándolo otra estrategia de dilación.

Además: Se confirma fallo con responsabilidad fiscal contra Samuel Moreno

En este momento, Narváez tiene otros dos procesos judiciales abiertos en su contra, por lo que a pesar de la resolución del Tribunal Superior de Bogotá podría continuar recluido en la Escuela de comunicaciones del Ejército Nacional de Colombia en Facatativá, donde está pagando su condena.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO