Procuraduría investiga dos exsuperintendentes de Salud

7 de noviembre del 2018

La Procuraduría abrió investigación formal contra dos exsuperintendentes de Salud por presuntos hechos de corrupción en el ESE Hospital San Francisco de Asís de Quibdó. Junto a ellos deberán responder funcionarios de la Gobernación de Chocó e interventores. Los dos exdirectores del ente de vigilancia solicitados por el ente acusador son Gustavo Morales Cobo (2012 […]

Procuraduría

Procuraduria

La Procuraduría abrió investigación formal contra dos exsuperintendentes de Salud por presuntos hechos de corrupción en el ESE Hospital San Francisco de Asís de Quibdó. Junto a ellos deberán responder funcionarios de la Gobernación de Chocó e interventores.

Los dos exdirectores del ente de vigilancia solicitados por el ente acusador son Gustavo Morales Cobo (2012 – 2014) y Norman Julio Muñoz (2015 – 2017). El primero se desempeña actualmente como presidente de la Asociación Colombiana de Empresas de Medicina Integral (ACEMI); el segundo, Muñoz, fue suspendido este año por el ente regulador por haber permitido que la EPS Medimás entrara en operación cuando aún no tenía la cobertura suficiente.

Ahora, ambos exfuncionarios son cuestionados por presuntamente haber incumplido sus funciones de inspección, vigilancia y control, durante la intervención al ESE Hospital San Francisco de Asís de Quibdó sobre los ejes de financiación y de prestación de servicios de salud pública de la entidad hospitalaria.

El problema, para el Ministerio Público, es que esa intervención del Hospital duró cerca de 9 años, se inició en marzo de 2007 y se extendió hasta julio de 2016, y pese a su duración no evitó que el hospital fuera liquidado con deudas superiores a los 37 mil millones de pesos.

Junto a Muñoz y Morales Cobo, también tendrán investigación disciplinaria los interventores de Medidas Especiales Guillermo Alfonso García Peláez, Farid Alfonso Viera González y José Omar Niño Carreño, quienes, en lugar de reducir la deuda de la entidad, aumentaron injustificadamente el déficit en 32 mil millones de pesos.

La liquidadora Blanca Elvira Cortés Reyes también deberá ser investigada por presuntas irregularidades, entre ellas que nunca entregó información sobre los procesos y los bienes muebles e inmuebles del hospital a la Gobernación del Chocó, a pesar de que la liquidación se ordenó en diciembre de 2016.

Pero la investigación supera este caso, la nueva entidad creada por la Superintendencia de Salud llamada Nueva ESE Departamental San Francisco de Asís, no cuenta con libros de contabilidad y presupuesto y tampoco tiene información relacionada con la recuperación de cartera. La Procuraduría sospecha que esas irregularidades estén relacionadas con vicios en los procesos de contratación de la nueva entidad.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO