Reino Unido no extraditará a Assange: Ecuador

Reino Unido no extraditará a Assange: Ecuador

15 de abril del 2019

Ecuador confirmó este lunes que Reino Unido no extraditará al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, luego de que fuera detenido por la policía británica en la Embajada ecuatoriana de Londres el pasado jueves.

La Secretaría de Comunicación de la Presidencia ecuatoriana dio a conocer tres notas diplomáticas del Gobierno británico en las que Londres garantizaba que Assange “no sería entregado en extradición a un país en el que pueda sufrir pena de muerte”.

La primera comunicación está fechada el 7 de marzo de 2018 y firmada por el entonces secretario de Estado para Relaciones Exteriores, Boris Johnson.

En ella, Johnson asegura: “Puedo confirmar que de acuerdo con la legislación del Reino Unido, la extradición de una persona no puede ser ordenada a donde la pena de muerte pueda ser llevada a cabo. Cuando una solicitud de extradición es presentada por un país donde las sanciones incluyen la pena de muerte, la legislación del Reino Unido señala que la extradición no puede ser ordenada a menos que el Ministro de Estado haya primero recibido la seguridad de que la pena de muerte no será impuesta ni llevada a cabo”.

La segunda, del 10 de agosto de 2018, también está dirigida por el actual titular de Asuntos Exteriores, Jeremy Hunt, quien reitera al pie de la letra lo dicho en la primera nota.

La tercera y última está fechada el 3 de abril del presente año y dirigida desde la Embajada británica en Ecuador al gobierno de Moreno, que recalca que “un juez no debe ordenar la extradición de una persona si no es compatible con sus derechos de Convención como se establece dentro del Acta de Derechos Humanos de 1998”.

El periodista australiano pudo ser detenido por Scotland Yard después de que Quito le retirara el asilo político y la nacionalidad ecuatoriana otorgados por el expresidente Rafael Correa en 2012, “por violar reiteradamente convenciones internacionales y protocolo de convivencia”.

Es solicitado en extradición por Estados Unidos por filtrar información secreta sobre asuntos de seguridad.