Falleció el exdictador de Guatemala Efraín Montt

1 de abril del 2018

Había sido condenado por genocidio, pero nunca pagó cárcel.

Enfraín Ríos Montt

El exdictador de Guatemala (1982-1983), Efraín Ríos Montt, falleció este domingo a los 91 años, informó su abogado, Luis Rosales. Ríos Montt “falleció con su conciencia sana, limpia”, dijo el defensor a los medios de comunicación según consignó Prensa Libre en su cuenta de la red social Twitter.

El general retirado había sido condenado en 2013 a 80 años de prisión por el delito de genocidio y crímenes de lesa humanidad, pero el fallo fue anulado por la Corte Constitucional, informó El Periódico. Tras varias instancias, la justicia guatemalteca había retomado el juicio en octubre de 2017, el cual se estaba realizando a puertas cerradas, luego que Ríos Montt fuera diagnosticado con demencia senil.

El exdictador murió impune, en su hogar, acompañado de su familia, según indicó Rosales a los medios locales. En el juicio que lo condenó a prisión por genocidio se comprobó que fuerzas militares al mando de Ríos Montt habían asesinado a cerca de 2.000 integrantes de la etnia Ixil, además de haber violado a cientos de niñas y mujeres.

Según los informes de esclarecimiento de la verdad de Guatemala, entre ellos Nunca Más, durante el Gobierno de Ríos Montt fueron asesinados cerca de 10.000 personas civiles y, según la ONU, cerca de 448 aldeas indígenas desaparecieron por operaciones militares y ejecuciones extrajudiciales.

Asimismo el informe Guatemala Memoria del Silencio señala que fue durante el Gobierno de Ríos Montt que se agudizó la violencia, la represión social y sindical, la militarización del Estado y la xenofobia. De igual forma arrasó y desplazó a miles de personas del territorio guatemalteco con el fin de ‘evitar’ que esas poblaciones le sirvieran a los grupos guerrilleros del país.

“Naturalmente, si una operación subversiva existe donde los indígenas están involucrados con la guerrilla, los indígenas morirán. Sin embargo no es la filosofía del Ejército matar indígenas, sino reconquistarlos y ayudarlos”, dijo en vida el dictador.

Tras ser derrocado en 1983, Ríos Montt fue electo diputado en 1995 y nuevamente en 1999. Entre 2000 y 2004 presidió el Congreso de la República. Por no permitirse su reelección al ser un golpista, apoyó la candidatura de Alfonso Portillo y a través de él gobernó otros cuatro años en Guatemala.

En 2003 fue candidato a la Presidencia, obteniendo 19,3 por ciento de los votos y quedando en tercer lugar, detrás de Álvaro Colom y de quien resultaría siendo el presidente electo, Óscar Berger.

Efraín Ríos Montt fue el primer dictador latinoamericano en ser condenado por delitos de lesa humanidad y genocidio.

La líder indígena y premio Nobel de Paz Rigoberta Menchú, declaró en medio locales que espera que el dictador pueda descansar en paz, pero asegura que los procesos de verdad y justicia seguirán su curso y las víctimas no descansarán hasta que se paguen todos los crímenes.

Con información de Sputnik

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO