142 familias indígenas han sido desplazadas en Tumaco

9 de febrero del 2018

En un resguardo solo queda el 10% de los indígenas.

142 familias indígenas han sido desplazadas en Tumaco

Cortesía: ONIC

La Organización Nacional Indígena de Colombia -ONIC-, confirmó el pasado 7 de febrero que desde el 11 de noviembre hasta la fecha han tenido que salir de sus hogares 142 familias indígenas debido a hostigamientos por parte de una estructura criminal, agravando aún más la situación de orden público que está viviendo actualmente el municipio de Tumaco, en Nariño.

Según la ONIC, el primer hecho violento en la zona se presentó el sábado 11 de noviembre de 2017, en el que fue asesinada una persona de la Unidad Indígena del Pueblo Awá -UNIPA- y siete más terminaron secuestradas. De ellas, a la fecha, cuatro siguen sin aparecer.

Los primeros hechos dejaron 261 personas desplazadas de 85 familias indígenas que tuvieron que huir.

Un mes y quince días después, el pasado martes 26 de diciembre, la comunidad nuevamente fue víctima de actos de violencia por parte de grupos ilegales. Esta vez, la banda criminal comenzó a disparar de manera indiscriminada generando miedo y zozobra en 57 familias indígenas, conformadas por unas 190 personas aproximadamente, que decidieron abandonar el refugio por miedo a perder la vida.

Ahora, los resultados de estos dos desplazamientos indican que el 90% de las familias indígenas del resguardo Awá han salido a buscar un mejor futuro, lo que generó la preocupación de la ONIC, que también está denunciando hechos más recientes ocurridos en esa zona.

Una de las denuncias de la organización fue el asesinato de una persona el pasado domingo 4 de febrero, que ocurrió en el resguardo Inda Guacaray, cerca al Centro Educativo Indígena Awa Su, lo que genera zozobra entre las familias indígenas que aún permanecen en la zona, debido a los constantes ataques que se vienen presentando.

Por su parte, también mostraron su preocupación por el reclutamiento forzado por parte de grupos armados ilegales, a los que están sometidos indígenas de los resguardos de Peña a la Alegría, la Brava, Inda Guacaray, Inda Sabaleta y Gran Rosario.

Ante los hechos, la comunidad le pide a las bandas criminales que les respeten el territorio, su autonomía y su cultura, dejándolos reposar tranquilos en sus hogares y salvaguardando sus espacios.

“Queremos vivir con tranquilidad y morir de viejos, al igual que lo hacían nuestros mayores, con equilibrio entre la madre tierra y nuestro ser”Cita el comunicado

Alerta máxima de seguridad en Tumaco

La situación en Tumaco se ha tornado violenta por diversos factores. La retención de 14 uniformados por parte de campesinos, además las más de 20.000 hectáreas de hoja de coca que hay sembradas en el departamento a manos de estructuras criminales y los hostigamientos a los indígenas tienen al municipio en alerta máxima de seguridad.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO